Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Johnny Giraldo López - jgiraldo@larepublica.com.co Lunes, 7 de mayo de 2018

Los candidatos a la presidencia ya expresaron su opinión sobre los diálogos en la mesa

Esta será una semana decisiva para los diálogos de paz que realiza el Gobierno Nacional con el grupo guerrillero ELN después de que Ecuador se retirara como país garante.

Luego de muchas deliberaciones entre el Gobierno y algunos representantes del ELN, Cuba fue el país escogido. Fuentes cercanas establecieron que otros países como Brasil y Chile fueron contemplados pero por la inestabilidad política del primero, y la legislación migratoria del segundo, los descartaron de forma automática.

Los delegados de las partes ya están en La Habana para continuar con las discusiones del primer punto de la agenda. A pesar de que el Gobierno es realista sobre los pocos días que le quedan para hacer avances significativos, espera dejar las bases sentadas y estimular un cese al fuego bilateral.

El senador del Polo Democrático, Iván Cepeda, ha dicho que “la experiencia de la Isla ofrecerá las garantías suficientes para que las partes dialoguen con tranquilidad. Y no solamente porque fue país anfitrión de los diálogos entre el Gobierno colombiano y la hoy desarmada guerrilla de las Farc, sino porque ya había acogido años atrás, durante el mandato del expresidente Álvaro Uribe”.

Gustavo Bell, jefe negociador de la Delegación de Paz , declaró desde La Habana a los medios de comunicación “este anuncio reitera la firme voluntad de la mesa de seguir trabajando por el desarrollo de la agenda que nos permita suscribir un acuerdo final para terminar el conflicto armado”.

Dadas las circunstancias, es difícil saber el futuro de estos diálogos o si al menos tendrá uno. Iván Duque, candidato del Centro Democrático, y quien hasta ahora lidera las encuestas, ha renegado de estas conversaciones y ha dicho en varias oportunidades que “los vamos a perseguir con toda la capacidad la fuerza armada”.

El exvicepresidente Germán Vargas Lleras, otro de los aspirantes que suena para La Casa de Nariño, ha expresado que va “finalizar ese teatro” .

Por otra parte, Humberto de la Calle, a pesar de enarbolar las banderas de la paz, ha dicho que para que puedan seguir estos diálogos, exigiría muestras de paz contundentes de ese grupo armado.

Sergio Fajardo se ha mostrado un más condescendiente que sus pares y lo único que ha pedido ha sido claridad sobre lo que se está negociando en la isla más grande de las Antillas.