Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ripe Martes, 31 de marzo de 2015

Aunque a Radio Centro le quedan dos semanas para finiquitar el pago, expertos del sector han mencionado que este grupo económico carece de recursos y que incumplirá con dicho abono, por lo que sugieren que de una vez deberían abandonar su intención de volver a la TV.

De salirse del proceso licitatorio, pues el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) aún no le ha entregado su título de concesión para explotar los 123 señales digitales que ganó el 12 de marzo, Radio Centro no sólo estaría perdiendo los $415 millones (US$29,4 millones) que dejó en garantía para mantenerse como interesado serio por las cadenas de TV que desde septiembre del 2014 se pusieron en competencia para el mejor postor.

Grupo Radio Centro (GRC) se estaría perdiendo la oportunidad de contar con una plataforma de frecuencias para comercializar contenidos y publicidad, uno que la consultora Telconomia le ve mayor potencial de ingresos por ventas que el conservador análisis de mercado del IFT.

Esto, más allá de un escaparate para tener influencia en la sociedad es ver cumplido el sueño de la familia Aguirre Gómez volver a un negocio malogrado en los años 70, cuando Radio Centro se vio obligado a devolver al Estado el Canal 13.

También aumentarían las presiones para el IFT, pues el regulador tendría que diseñar un nuevo plan de licitaciones de espectro para televisión, acción que no se contempla del todo la reforma constitucional de 2013, en la que se obliga al IFT a diseñar un proceso licitatorio para crear dos cadenas de TV, esto, a más tardar a 180 días contados a partir del establecimiento de la dependencia. Y también queda abierta la posibilidad de que por las frecuencias que ganó, GRC pueda ofrecer otros servicios técnicamente posibles y que el IFT le permita explotar.

El costo de la cadena de TV
Radio Centro ofertó $3.058 millones (US$200 millones) por su cadena de TV; Cadena Tres ofreció $1.808 millones (US$118,3 millones), casi cuatro y dos veces más, respectivamente, que los $830 millones (US$54,3 millones) que el IFT esperaba por cada paquete de señales.

Cadena Tres cumplió con su siguiente compromiso y el IFT le entregó su permiso de explotación el pasado 27 de marzo. En cambio, la constructora Pinfra desmintió estar acompañando a GRC en su intento por volver a la televisión, lo que provocó el desánimo en los potenciales inversionistas interesados en la propuesta de Radio Centro  y se comenzó a especular sobre la posibilidad real de que  incumplan con su compromiso financiero ante el Estado.

“Promotora y Operadora de Infraestructura (Pinfra) informa que no tiene ninguna relación en la operación que realiza Grupo Radio Centro para obtener la concesión de un canal de televisión. Pinfra no planea invertir de forma directa o a través de sus accionistas en dicha operación”, manifestó la empresa en un comunicado para la opinión pública.

La consultora Telconomia estableció que sería más costoso para Radio Centro abandonar su proyecto de televisión digital  en la que sería una segunda ocasión, pues con análisis propios, Telconomia prevé que los nuevos jugadores de la televisión tendrán un mejor escenario para competir que el previsto por el IFT.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.