Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa jueves, 7 de mayo de 2015

Así mismo, el nuevo funcionario no negó la posibilidad de que en un escenario de posconflicto, alguno desmovilizados puedan portar los uniformes de los guardas dedicados a la seguridad privada.

¿Cuáles son los retos que tiene en la Superintendencia?
Hay muchos asuntos pendientes por realizar, como poner a tono la normatividad en materia de seguridad y vigilancia que es de los años 90 y requiere que hoy reconozca una serie de realidades desde el punto de vista de la operación de negocio que son fundamentales para su buen desarrollo.

Además, es fundamental que la seguridad privada cumpla el fin para la que ha sido creada, que es la seguridad ciudadana. Así mismo, fortalecer la capacidad sancionatoria de la Superintendencia.

¿Cuál debe ser el compromiso de las empresas de seguridad?
La Policía cumple un rol constitucional que está bien definido y en ese rol la seguridad privada puede ser una ayuda fundamental no solo en la prevención sino en la acción porque los vigilantes desde su puesto de trabajo pueden contribuir de manera más eficiente. De hecho, se está estudiando en el Congreso un proyecto de ley que permita dotar de nuevos roles a los agentes de seguridad privada.

¿Cuáles serían esos nuevos roles?
Los vigilantes en este momento pueden reaccionar desde sus puesto de trabajo frente a la comisión de un delito, entonces la idea es que a través de unos medios informáticos de comunicaciones y ayudas audiovisuales puedan contribuir a que la Policía reaccione de mejor manera y cumplir su rol.

¿Qué es lo que más preocupa a la Superintendencia?
Nos preocupa que la Superintendencia no tiene un escenario financiero robusto que le facilite cumplir en todo el territorio nacional su función de inspección, vigilancia y control de las compañías y de los servicios de vigilancia privada en Colombia, por eso nos parece fundamental buscar un fortalecimiento financiero de la entidad.   Nos preocupan las condiciones de quienes ofrecen sus servicios de vigilancia en el país, por lo que vemos fundamental constituir escenarios de participación con las compañías a efectos de garantizar los mínimos básicos de quienes trabajan en la compañía.

¿Qué se va a hacer con las empresas ‘piratas’ que prestan servicios de vigilancia?
Vamos a identificar los modus operandi de estas compañías. La idea es trabajar con las compañías y la ciudadanía para que rechacen los servicios ilegales y se fortalezca la formalidad en el negocio.

En un escenario de posconflicto, ¿qué rol deberían asumir todas las entidades de vigilancia privada? 
El mismo que deben asumir todos los renglones económicos de país, porque a todos les compete poner la cuota de trabajo para que un escenario de paz contribuya fundamentalmente a materializarse con el esfuerzo de los privados.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.