Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Viernes, 15 de junio de 2018

Las operaciones se dieron en Antioquia, Tolima, Norte de Santander, Valle del Cauca, Córdoba, Risaralda, Magdalena y Bogotá.

La Fiscalía General de la Nación y la Policía Nacional incautaron 120 propiedades y cerca de 1.000 semovientes, a integrantes del ‘Clan del Golfo’, el entorno familiar de los hermanos Castaño Gil y a la estructura criminal conocida como ‘La Cordillera’.

Las operaciones para llegar a este proceso se dieron en Antioquia, Tolima, Norte de Santander, Valle del Cauca, Córdoba, Risaralda, Magdalena y Bogotá. Los bienes incautados están avaluados en $120.000 millones y en el procedimiento intervino personal de la dirección de investigación criminal de la policía nacional (Dijin y quedarán a disposición de la sociedad de activos especiales (SAE).

Los bienes de ‘La Cordillera’

Luego de cinco años de investigación las autoridades encontraron los bienes que consiguió el extinto capo de ‘La Cordillera’, Jhon Jairo Jaramillo Sánchez, alias ‘meme’, los cuales fueron escondidos mediante sociedades e inversiones aparentemente legales que estaban a nombre de su grupo familiar y círculo cercano de amigos.

Los investigadores identificaron 43 propiedades que alias ‘Meme’ que presuntamente adquirió con los dineros que la organización criminal obtenía por el tráfico de cocaína. Estos bienes están avaluados en $45.000 millones y fueron ocupados en Medellín (Antioquia), Pereira (Risaralda) y Santa Marta (Magdalena). En el listado de inmuebles están 32 apartamentos lujosos con sus respectivos parqueaderos y depósitos en sectores exclusivos de la capital antioqueña. A estos se suman siete  vehículos, tres sociedades y un establecimiento comercial.

Sobresalen dos hoteles, el ´Palma Blanca del Mar´ ubicado en el sector de el Rodadero, Santa Marta, y otro localizado en el barrio el Poblado, en el suroriente de Medellín. Además, fueron afectadas dos estaciones de servicio que funcionaban en la autopista del café, entre Pereira y Armenia y la sociedad Sky Plus Medellín S.A.S., cuya sede principal está avaluada en $800 millones.

Las propiedades de alias ‘inglaterra’ 

Luego de la neutralización por parte de las autoridades de Luis Orlando Padierna Peña, alias ‘inglaterra’, integrante de la cúpula del Clan Del Golfo (noviembre de 2017) se logró avanzar en el proceso investigativo de una red de corrupción que facilitaba la movilidad del capo en Norte de Santander y que suministraba armas y víveres a su organización, además de la compra propiedades para legalizar los activos ilícitos de la estructura criminal.

El mayor Héctor Fabio Murillo, quien en su momento hacía parte de la Policía Nacional, integraba ese grupo de colaboradores, por lo que fue capturado y está condenado por los delitos de concierto para delinquir y prevaricato por omisión.

El proceso contra el oficial develó un número importante de bienes que estarían a su nombre y habrían sido adquiridos con los dineros que alias ‘Inglaterra’ le entregó por su ayuda o le confió para que fueran invertidos en diversos negocios.

Esos bienes y otros en los que figurarían como dueños familiares y subalternos de ‘Inglaterra’, fueron identificados y afectados con medias cautelares de extinción de dominio que impuso la Fiscalía. Son 42 inmuebles, nueve vehículos, cuatro establecimientos comerciales,  un sociedad y algo más de 400 semovientes, los cuales fueron incautados por la Dijin de la Policía Nacional y su valor comercial superaría los $50.000 millones.

Los procedimientos se cumplieron en Medellín, Jericó, Sabaneta, San Luis, Carepa, Necoclí, Dabeiba, Guarne, San Jerónimo, Sopetrán y Chigorodó (Antioquia); Ibagué y San Luis (Tolima); Cúcuta y Chinácota (Norte de Santander), además de Guacarí (Valle del Cauca).

Los bienes de los Castaño Gil 

La Fiscalía y la Policía ubicaron nuevos bienes de Fidel, Vicente y Carlos Castaño Gil, fundadores y jefes de los grupos paramilitares que delinquían en Urabá y Córdoba, los cuales fueron heredados a sus familiares y amigos.

En total se encontraron 21 inmuebles, cerca de 600 bovinos y 18 equinos, los cuales fueron avaluados en $25.000 millones y están ubicados en Segovia, San Pedro de Urabá, Arboletes y Amalfi (Antioquia); Tierra Alta y Montería (Córdoba); y Bogotá. Al parecer, muchas de estas propiedades harían parte de ese denominado anillo de fincas que desde sus orígenes los grupos de autodefensas empezaron a adquirir o les arrebataron a los pobladores de Córdoba y Urabá.

Las hectáreas de tierra fueron unidas y habrían sido utilizadas como campos de entrenamiento armado o para ocultar las evidencias de los crímenes que cometieron estas organizaciones ilegales en la región.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.