Lilian Mariño Espinosa - lmarino@larepublica.com.co Domingo, 18 de diciembre de 2016

No obstante, lo que se conoce es que todo está listo para que a partir de ahí, y después de que se verifique que ese litro tenga la calidad de concentración alcohólica requerida por la legislación (99,5 grados), se iniciará el proceso de optimización del complejo, que según los cálculos de Ecopetrol costó US$750 millones. Este sería el fin de un proceso de más de ocho años, desde que se sembraron las primeras 90 hectáreas de caña de azúcar en la Altillanura. 

Rafael Pittaluga, gerente de Bioenergy, explicó “que en el componente agrícola se cuenta con aproximadamente 16.500 hectáreas de caña, sembradas con variedades que se adaptan adecuadamente al clima y al suelo. La planta tiene una capacidad instalada para producir hasta 504.000 litros de etanol, mediante el suministro de caña en un área cultivada de 20.082 hectáreas”.

Y es que además del inicio de operación es un momento fundamental para la compañía, ya que Ecopetrol está a la espera de que pronto se entregue el resultado del laudo del tribunal de arbitramento en el cual se espera que la petrolera pueda recuperar parte de los sobrecostos que se dieron por la gestión deficiente del antiguo contratista, la española Isolux.

Adicionalmente, y en los próximos 10 días, la Contraloría estará entregando los resultados del informe que realizaron, “Yo no puedo hablar ahora porque mientras Ecopetrol no tenga el informe en su poder no podemos liberarlo”, concluyó el contralor, Edgardo Maya.