Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co lunes, 22 de octubre de 2012

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) confirmó una resolución de agosto 10 de 2010, en la que la Dirección de Signos Distintivos le negó a la sociedad Inversiones Cíclope S.A, el registro de la marca Tridimensional, como forma de un producto o envase, para distinguir aceites de palma.

Por lo tanto la citada empresa no podría utilizar el signo marcario por encontrarse, según señala la SIC, en causal de irregistrabilidad que contempla el artículo 135 de la Decisión 486 de la Comisión de la Comunidad Andina, que indica que no podrán registrarse como marcas los signos que carezcan de distintividad, como de acuerdo a la decisión de la Superintendencia, ocurre en este caso. A esta determinación no procede ningún otro recurso.

El caso se inicia cuando ante la negación de la Dirección de Signos Distintos al registro de la marca, la apoderada de la firma solicitante, Luz Helena Adarve, interpuso un recurso de reposición contra el acto administrativo argumentando, entre otros aspectos, que la marca solicitada a registro presenta en la botella el grabado en relieve de una palmera, elemento, indica, que le otorga suficiente fuerza distintiva para diferenciarse en el mercado. También señala que dicha marca no consiste en la forma usual de los productos de la clase 29 internacional (carne, pescado, aves, frutas legumbres, huevo, leche, aceites y grasas comestibles, entre otros), debido a que la botella contiene en el centro el grabado en relieve de la figura de una palmera.

“Junto con el recurso fue radicada una limitación en los productos de la marca solicitada, pasando de indentificar todos los de la clase 29 a limitarse a sólo aceites comestibles. Con lo cual se supera la causal de irregistrabilidad”, sostiene la apoderada. Sin embargo, señala la SIC que la Comunidad Andina, indica que no podrían registrarse como marca aquellos signos que “consistan en formas usuales de los productos o de sus envases, o en forma o características impuestas por la naturaleza”.

En este caso la Superindustria resalta que al analizar el signo tridimensional solicitado se evidencia que es imposible de diferenciar el objetivo de protección (marca) del producto mismo.

Esto lleva a la Superintendencia a concluir que es difícil identificar el origen empresarial debido a que el consumidor lo tendrá sólo como un envase común y corriente. También aclara que la configuración de elementos que conforman el signo solicitado, como es el grabado de una palmera, no se aleja de la forma convencional de botella y no corresponde a un elemento diferenciador.

Por lo anterior la SIC determinó que la marca solicitada está comprendida en causal de irregistrabilidad por lo que niega el signo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.