Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Diario Financiero - Santiago lunes, 17 de junio de 2013

La Agencia Tributaria podría ampliar a los ejercicios 2010, 2011 y 2012 sus investigaciones sobre el futbolista argentino del Barcelona Lionel Messi y remitirlas a la Fiscalía en caso de detectar que esos años burló la tributación por ingresos derivados de sus derechos de imagen.

Según explicaron  fuentes judiciales, la querella contra la estrella del Barça se centra por ahora en sus declaraciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) de 2007, 2008 y 2009, sin perjuicio de que la acusación contra él pueda ampliarse a los años siguientes.

La querella se dirige contra Lionel essi y su padre, Jorge Horacio Messi, a quienes la Fiscalía de Delitos Económicos de Barcelona acusa de haber defraudado más de 4 millones de euros, unos US$5,3 millones, simulando la cesión de sus derechos de imagen a sociedades instrumentales radicadas en paraísos fiscales.

Por el momento, la querella la tiene sobre la mesa el juzgado de instrucción número 3 de Gavá (Barcelona), que todavía no ha decidido si la admite a trámite, por lo que, de momento, no ha citado a declarar como imputados al futbolista y a su padre.

Una vez concluya la campaña de la renta de este año, la Agencia Tributaria podría ampliar sus inspecciones a los ejercicios de los años 2010, 2011 y 2012 para comprobar si el futbolista siguió sin incluir en sus declaraciones.

El futbolista y su padre tendrían todavía la oportunidad de regularizar ese hipotético fraude en los tres ejercicios precedentes mediante declaraciones complementarias pero, de no ser así, la Agencia Tributaria remitirá el resultado de sus indagaciones a la Fiscalía para que las incorpore a su investigación.

La Agencia Tributaria remitió a la Fiscalía el resultado de sus inspecciones a Messi porque las cantidades presuntamente defraudadas superaban los 120.000 euros, unos US$160.106, que la ley establece como mínimo para que una evasión fiscal sea considerada delito, lo que exige la actuación del ministerio público.

Una vez que la querella sea admitida a trámite, la instrucción seguirá su curso por la vía penal, sin que sea posible un archivo de la causa en el caso de que el futbolista y su padre aceptaran devolver a Hacienda el dinero que la Agencia Tributaria cree que han defraudado.

Si durante el proceso de instrucción Jorge y Lionel Messi se avienen a regularizar las cantidades supuestamente evadidas, podría alcanzarse un acuerdo con la Fiscalía que evitaría la celebración del juicio, aunque ese pacto quedaría recogido en la correspondiente sentencia de conformidad.

Cabe destacar que el futbolista podría ver archivada la causa penal abierta contra él si su padre acepta la única responsabilidad en el supuesto fraude tributario, apuntaron las mismas fuentes judiciales.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.