Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Esteban Feria jueves, 15 de julio de 2021

La JEP identificó, además de las alianzas con paramilitares, el asesinato de guerrilleros rendidos, la formación de retenes ilegales y el asesinato a habitantes de calle

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) anunció su primera imputación contra 10 militares que habrían dado de baja a más de 100 personas presentadas como falsos positivos, en el macrocaso 03 que estudia los casos de falsos positivos en el país.

Los militares del Batallón La Popa, en el Catatumbo, fueron investigados tras conformar presuntamente una organización criminal, aliada con el Bloque Norte de las Autodefensas (AUC), que en ese momento eran dirigidas por Rodrigo Tovar Pupo, alias “Jorge 40”.

La JEP identificó, además de las alianzas con paramilitares, otras actuaciones criminales, como el asesinato de guerrilleros que ya se habían rendido, la formación de retenes ilegales para detener personas que luego serían asesinadas, engaños a habitantes de calle que luego mataban y presentaban como guerrilleros y varios otros.

Según la Jurisdicción, cada diez días, en un periodo de más de tres años, los militares presentaban a un civil como guerrillero muerto en combate.

Entre los procesados se encuentran militares de altos rangos, como el coronel Publio Hernán Mejía Gutiérrez, comandante de la unidad entre 2002 y 2004, y su sucesor, el coronel Juan Carlos Figueroa, que estuvo entre 2003 y 2005. También están vinculados los mayores Guillermo Gutiérrez Riveros y José Pastor Ruiz, entre otros.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.