Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa miércoles, 8 de abril de 2015

“Radiqué ante la Cidh solicitud de adopción de medidas cautelares para la protección de mis derechos, tal como lo anuncié”, escribió Pretelt en su cuenta de Twitter.

Igualmente, en una serie de mensajes el magistrado insistió en que no ha adquirido tierras de manera irregular en el Urabá antioqueño por lo que pidió que el Fiscal General, Eduardo Montealegre, se rectifique.

“Fiscal Montealegre, rectifique. Quienes adquirieron los predios han reconocido que se vendieron voluntariamente y a un precio justo”, escribió el togado.

El magistrado citó en su cuenta en la red social una publicación hecha hoy en el diario El Meridiano de Córdoba, que relata la forma como se habrían dado las negociaciones entre la familia Pretelt y los campesinos de la zona de los predios ‘Alto Bonito’ y ‘La Corona’, antes conocido como ‘No hay como Dios’.

El relato afirma que Manuel Gregorio Hernández Soto firmó un contrato de compraventa el 24 de octubre de 2001 con Ricardo Pretelt, padre del magistrado, por $15 millones  a cambio del predio Alto Bonito, de doce hectáreas. Luego, en agosto de 2003 Pretelt padre le vende (dice el diario) el terreno a Marta Ligia Patrón, esposa del jurista, quien finalmente aparece como dueño pero en 2005.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.