CARLOS JOSE MATTOS BARRERO MATTOS_CARLOS (2).JPG

Sebastian Pinilla - jpinilla@larepublica.com.co Viernes, 8 de junio de 2018

Empresario deberá presentarse ante un juez en Bogotá para aclarar situación judicial

Hay un hecho que no puede pasar desapercibido en el caso de Carlos Mattos y es el relacionado con el medio nativo digital El Español, donde el empresario colombiano cuenta con una participación de cerca de 3%, la cual le supuso una inversión de un millón de euros.

El Español publicó un artículo en el cual aseguran que el empresario acudió el sábado a una notaría en Madrid y se puso a disposición de la justicia, además que el bufete Gómez de Liaño & Márquez de Prado asumiría su defensa en el exterior, también agregaron que la medida cautelar no fue inocua para Mattos, ya que el juez Huertas la condicionó a que previamente prestara una fianza de US$35 millones.

Dicho artículo fue publicado un mes después de que la prensa española afirmara que Mattos quería vender su participación en el diario El Español, los medios comentaron que el empresario ofreció a través de su abogada, Cruz Sánchez de Lara, a Pedro J. Ramírez que le comprase sus acciones para poder abandonar su participación en este periódico digital.

Sin embargo, el caso Mattos dio un paso más allá, cuando la Interpol generó circular azul en contra del empresario colombiano y las autoridades nacionales en conjunto con las autoridades españolas, trabajan para ubicarlo y dejarlo a manos de la justicia.

Edgar Iván León Robayo, abogado y profesor de jurisprudencia de la Universidad del Rosario, explicó que la emisión de la circular azul, es un documento que se utiliza para conseguir mayor información sobre la identidad de una persona, su paradero o sus actividades delictivas en relación con un asunto penal.

LOS CONTRASTES

  • Édgar Iván León RobayoProfesor de Jurisprudencia U. Rosario

    “Debido a que ya iniciaron los procedimientos legales sobre el caso Hyundai, muchos implicados ya han decidido aceptar cargos y colaborar con la justicia para obtener decisiones favorables a sus intereses”.

Por lo tanto, lo que seguiría en el proceso sería la audiencia de imputación de cargos en contra de Carlos Mattos, quien deberá presentarse ante un juez en Bogotá para que no se inicie el proceso de solicitud de extradición desde España (país de residencia) a Colombia.

Las últimas capturas realizadas en todo este pleito de manupulación judicial fueron al abogado Luis David Durán y al auxiliar del Juzgado Sexto Civil del circuito de Bogotá, Edwin Fabián Macias Castañeda, quienes aceptaron su responsabilidad en los delitos de cohecho propio, acceso abusivo a un sistema informático agravado, daño informático y utilización ilícita de equipos transmisores o receptores, por lo que la Fiscalía avanzó en el proceso.

Dichas personas se sumarían a las capturas de Ramón Orlando Ramírez Fuentes, Carlos Arturo Gómez, Wilmer Andrey Patiño Rodríguez y Wilmer Casas Mendoza, funcionarios judiciales a quienes les imputaron cargos por la manipulación del sistema de reparto.

La casa matriz podría demandar a la rama judicial por estos hechos, solicitar la nulidad del acuerdo y recuperar sus derechos de distribución.