Mateo Jaramillo - mjaramillo@larepublica.com.co Martes, 20 de agosto de 2013

En un informe presentado por la Contraloría General de la República sobre el estado del Hospital San Vicente de Arauca, se evidencian irregularidades por $29.000 millones en el manejo de recursos de regalías destinados a la salud en ese departamento.

El órgano de control realizó una Actuación Especial tras recibir una denuncia sobre estas irregularidades por parte de una funcionaria del hospital, según indicó el contralor auxiliar para el Sistema General de Regalías, Leonardo Arbeláez Lamus.

El informe evalúa el cumplimiento con los parámetros establecidos en la normatividad técnica, y verifica los procesos de contratación.

Los diseños de 2004 para la primera etapa, aprobados por el Ministerio de Protección Social, estaban bajo el consorcio Castel Camell Cadena Fawcett, avalados por $10.133 millones para un plazo de 10 meses, que se modificaron sin una nueva aprobación.

La segunda etapa estaría a cargo de Unión Temporal San Vicente por valor de $19.331 millones a 12 meses. Este contrato se ejecutó a pesar de las advertencias hechas por el Ministerio, y se suspendió en mayo del año pasado.

Algunos de los resultados indican el incumplimiento de la normatividad técnica para construcción de edificaciones hospitalarias, violación de los principios de planeación, inexistencia de disponibilidad del servicio de energía eléctrica, adquisición de equipos como plantas eléctricas y ascensores que no podrán ser utilizados.

En la segunda parte del análisis se muestra el incumplimiento en el servicio de transparencia y de planeación económica, y fallas en los procesos contractuales. Por ejemplo, la compra de tensiómetros por $700.000, que en el mercado se consiguen a $100.000, o las camillas ginecológicas, que en precios regulares del mercado tienen un valor de $950.000 y que costaron $5 millones cada una.

No se realizaron los estudios necesarios, en algunos casos sin certificados de disponibilidad presupuestal o sin registros presupuestales, incluso sin contrato y sin soportes de ingreso a almacén.