Catalina Fernández - mfernandez@larepublica.com.co Viernes, 25 de octubre de 2013

Debido a los diálogos de paz que se llevan a cabo en La Habana, Cuba, la Corte Suprema de Justicia convocó a los magistrados y jueces del país a observar y analizar el desafío que tiene el poder judicial ante esta situación.

En el marco del XVI Encuentro de la Jurisdicción Ordinaria, que se llevó a cabo en el Hotel Dann Carlton de Bucaramanga, se trataron temas como la autoría mediata, la Justicia Penal en tiempo de paz y cómo van las negociaciones con las Farc en La Habana.

Para la presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Ruth Díaz, es importante reflexionar en torno a este tipo de temas que son de gran reto para el Poder Judicial. Teniendo en cuenta que Colombia padece “el conflicto armado más prolongado del mundo”, con más de 5’800.000 víctimas, Díaz enfatizó en que el poder Judicial debe de estar preparado para afrontar el descontento público cuando los desmovilizados queden en libertad sin antes haber sido condenados a ocho años de prisión.

El proceso de justicia y paz tuvo muchas fallas y las cifras no lo favorecen, ya que, como manifestó Díaz, se sometieron al proceso de justicia transicional más de 30.000 desmovilizados de los grupos paramilitares en 2005.

El jefe negociador del Gobierno colombiano en los diálogos con las Farc en Cuba, Humberto de la Calle, afirmó que el Gobierno encontró una oportunidad real de buscar el fin de un largo conflicto que viven los colombianos. Por otra parte, el procurado, Alejandro Ordóñez, expuso sobre la Justicia Penal en tiempos de paz haciendo un análisis a la situación actual que se vive en Colombia, en la cual dijo que no es posible las pretensiones de “algunos sectores del estado de consagrar la impunidad para los criminales de guerra, genocidios y lesa humanidad en detrimento a los derechos de las víctimas”.

A su vez, afirmó que “el Gobierno debe garantizar que no se incurra en la impunidad total. Una paz estable y duradera solo será posible si se respetan los estándares internacionales”.

Uno de los temas de más interés sobre la Autoría Mediata en virtud de aparatos organizados de poder. Según el fiscal, Eduardo Montealegre, este ha sido uno de los instrumentos más importantes con los que han contado los tribunales en los procesos de investigación e imputación de graves violaciones a derechos humanos.