Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Germán Corcho Tróchez - gcorcho@larepublica.com.co jueves, 12 de septiembre de 2013

La española Let’s Gowex, una de las multinacionales que en varios países presta conexión de internet WiFi en calles y medios de transporte, evitó a través de una oposición que su competidora y coterránea Endesa, que posee participaciones en las colombianas Emgesa y Codensa, registrara en la marca Smartcity para ofrecer servicios similares de la clase 38 internacional de Niza.

Lo anterior lo logró porque la Superintendencia de Industria y Comercio declaró fundadas las observaciones que planteó, con el argumentó de que la expresión Smartcity “es la reproducción casi idéntica” de su marca Wireless Smart Cities, “con la única diferencia” que a la solicitada cambia la expresión ‘cities’ ubicada al final de la palabra en singular ‘city’, y omite Wireless, lo cual a su juicio hace que el signo en trámite “no sea lo suficientemente distintiva”.

La compañía que pedía el reconocimiento es representada en este trámite por el bufete Cárdenas & Cárdenas y tiene domicilio en Madrid (España). La mayor parte de su capital es propiedad del Grupo Enel, que a su vez es la empresa generadora de electricidad más grande de Italia, además operar en la producción, distribución y venta de energía y gas.

En Colombia, Endesa tiene el mismo porcentaje (48,48%) de participaciones en Emgesa, la mayor generadora del país, y Codensa, que suministra electricidad a 2,6 millones de clientes en Bogotá y varios de sus municipios. Además, Codensa tiene una participación minoritaria en la Empresa de Energía de Cundinamarca (EEC).

Por otra parte, su opositora Let’s Gowex, igualmente con oficina principal en la capital española, es asesorada por la firma Cuesta & Asociados. En una sociedad operadora de telecomunicaciones que trabaja “en la creación de Wireless Smart Cities (Ciudades WiFi inteligentes)”, y tiene sucursales también en París, Londres, Buenos Aires, Shanghai y Costa Rica.

El gráfico no es influyente
A juicio de la Superintendencia de Industria y Comercio, el signo Smartcity “configura los dos elementos necesarios para concluir sobre la presencia de riesgo de confusión” y que, de permitirse su registro, el consumidor no dispondría de los elementos necesarios y suficientes para diferenciar el producto y cuál es su empresario titular.

Vale resaltar que la entidad se basó en que la normatividad ha indicado que el elemento nominativo, es decir, las palabras, suelen ser preponderantes, aunque no impida que el gráfico también lo sea dependiendo sus características como el color y tamaño.

Para el caso de esta negación, no obstante, para la directora de signos distintivos de la SIC es determinante lo anterior, porque el nombre “reproduce completamente” al previamente registrado como marca, tal y como alegó Let’s Gowex en su oposición. “Se aproxima fonéticamente” a Smart Cities, “coinciden en la mayor parte de su secuencia gramatical, evocan el mismo concepto” y el elemento adicional, un gráfico que se ubica detrás de Smartcity, no resulta “altamente” diferenciador.

Para la Superindustria, el consumidor podría creer erradamente que Smartcity, de la energética Endesa, es una innovación de Wireless Smart Cities, de Let’s Gowex.

El mismo mercado
El otro elemento que para la SIC está en contra de los intereses de Endesa y su signo, es que pretende distinguir los mismos servicios que ofrece la marca de su opositora, existiendo además para el público vínculos comerciales cercanos.

“Comparten la misma naturaleza y finalidad, referida esta a prestación de servicios de telecomunicaciones, así como canales de comercialización y promoción en medios publicitarios”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.