Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ana María Bedoya Jiménez - amabe2010@larepublica.com.co jueves, 28 de febrero de 2013

La Major League Baseball Properties Inc., dueña de las franquicias de equipos profesionales como los Yankees o Chicago, para proteger la marca de Kanzas City KC) se opuso al registro KC solicitado por la compañía colombiana Plantiformas para la clase 25 de la Clasificación Internacional de Niza.

Sobre este caso, la Superintendencia de Industria y Comercio decidió en primera instancia negar el registro del signo solicitado argumentado que podría ser confundible con la marca opositora.

Ante el hecho, Plantiformas presentó apelación el pasado 12 de diciembre, sin embargo, el recurso será resuelto en aproximadamente cinco meses porque la entidad tiene alrededor de 5.000 procesos atrasados.

Para Danilo Romero Raad, apoderado de la Liga de Béisbol de Estados Unidos, presentaron oposición porque “definitivamente los signos son muy similares sobre todo en los colores usados del logo comparándolos con la ropa del equipo de béisbol. Vale la pena aclarar que no es solamente el equipo sino el vestuario que venden como Merchandising”, agregó.

Así mismo, aclaró que la liga tiene registradas las marcas de sus franquicias en varios países del Caribe donde tienen interés. “Estoy seguro de que en Venezuela tienen varios signos teniendo en cuenta que es un país más beisbolero”, explicó y agregó que “no vimos que Plantiformas tuviera una clara intención de violar la marca, simplemente escogieron un logo que es verdaderamente parecido al que se usa en la ropa deportiva del equipo de béisbol”, precisó.

Ante la oposición, la empresa colombiana respondió que existían marcadas diferencias gramaticales entre los signos en conflicto, toda vez que el solicitado a registro es más extenso y hace referencia a una idea distinta, es decir, KC de Plantiformas significa KITCollection y KC Americana quiere decir Kanzas City.

Así lo confirmó, Sergio Rolando Cabrera, apoderado de Plantiformas, quien advirtió que ellos solicitaron la cancelación por no uso de la marca KC el pasado 08 de noviembre. “La estadounidense tenía hasta ayer para presentar pruebas, si no las entregó la Superindustria cancelaría la marca y ese registro ya no sería un obstáculo para obtener el signo”, agregó.

Adicionalmente, explicó que la solicitud la realizaron para la clase 25 pero específicamente para calzado, plantillas y suelas de zapatos y no para ropa.

Análisis de los signos
La Dirección de Signos Distintivos de la Superindustria para decidir acerca de la solicitud de registros marcarios, procedió a realizar el examen de registrabilidad teniendo en cuenta todos los argumentos que fueron planteados y las pruebas presentadas por las partes.

De esta forma, encontró que el signo solicitado a registro es de naturaleza mixta y se encuentra conformada por las expresiones KC KITCollection donde las primeras letras resultan preponderantes en virtud de su tamaño y ubicación. Por su parte, la marca fundamento de la oposición también es mixta y está conformada únicamente por los vocablos KC, la cual se encuentra vigente hasta el 29 de septiembre de este año.

Posteriormente, la Dirección consideró que el signo KC de Plantiformas se encontraba incurso en el causal de irregistrabilidad de que trata la norma andina.

“Llama la atención que si bien es cierto sobre las letras aisladamente consideradas no se otorga ningún derecho de exclusividad, también lo es que la protección es otorgada en virtud al especial diseño y disposición de elementos que el conjunto marcario provee a las letras que lo constituyen”, explicó la Superindustria en su decisión.

Al respecto, Cabrera enfatizó que la SIC siempre es muy cuidadosa en estudiar las marcas conformadas por letras su significado pero, “en este caso no los tuvo en cuenta. La estadounidense apeló a la notoriedad de su marca pero la SIC no la otorgó.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.