Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Daniel Rojas Castañeda - drojas@larepublica.com.co martes, 26 de mayo de 2020

La audiencia contra el Director de la Policía se aplazó para el viernes, pues sus abogados pidieron tiempo para estudiar el expediente

Este martes  se presentó en la Procuraduría General de la Nación, el director de la Policía, el general Óscar Atehortúa para avanzar con el juicio disciplinario que hay en su contra a raíz de las presuntas irregularidades que se registraron en la construcción de casas fiscales en San Luis, Tolima.

Sin embargo, luego de más de tres horas de audiencia de juicio, los abogados del General pidieron un aplazamiento para estudiar de manera detallada el expediente completo. Dado a ello, la diligencia continuará el próximo viernes a las 9 a.m., en la que se pedirá que Atehortúa de la versión de sus hechos.

Ante el pliego de cargos, el procurador delegado anunció que Atehortúa se encuentra investigado por hechos ocurridos mientras ocupó la Inspección General en donde suscribió dos contratos para la realización de dichas residencias.

La Procuraduría afirma que entre el 26 de septiembre de 2014 y el 17 de diciembre de 2015, el General faltó a su deber de revisar las obras ejecutadas en la ejecución del contrato para construir más de 100 casas fiscales en Tolima.

Así mismo se le cuestiona que entre el 19 de junio y el 13 de diciembre de 2018, Atehortúa no se declaró impedido para conocer el expediente relacionado con las presuntas irregularidades en la construcción de las viviendas fiscales, pese a la eventual existencia de un interés directo sobre la actuación.

Otro de los cargos que se tiene en su contra es por la presunta extralimitación de funciones por haber acudido a un capitán para que verificara la actuación adelantada en el proceso por los hechos de la construcción de las viviendas fiscales que conocía el Grupo de Procesos Disciplinarios de Primera Instancia de la Inspección General, y le suministrara una línea de tiempo del expediente.

Por último, se le acusa a ver utilizado su cargo para que el inspector general de esa institución, el general William René Salamanca, no diera curso a una actuación disciplinaria que estaba adelantando por posibles irregularidades ocurridas en el proyecto y en las cuales podría resultar comprometida su responsabilidad.

“El comportamiento del general Atehortúa fue realizado con dolo, sabía que utilizar la influencia de su cargo para evitar la investigación que reposaba en la inspección de la Policía era un delito, tráfico de influencias”, expresó el procurador delegado.

En medio de la investigación el ente de control posee documentos, testimonios y hasta chats que señalan a Atehortúa como presuntamente culpable de los cargos a los cuales se le acusa.

Antes de terminar la audiencia del día, la Procuraduría calificó los cargos en esa etapa del proceso de dolo y traslado parte de la información a la Fiscalía General de la Nación para que se investiguen los hechos, que si bien están fuera de su ámbito, podrían constituir presuntamente delitos que vincularían a quienes intervinieron en la construcción del proyecto.-

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.