Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Paulo Andrés Durán G. - pduran@larepublica.com.co lunes, 8 de agosto de 2016

 AL conversó con Diego Muñoz, presidente de la junta directiva de la Cámara y socio de abogados Muñoz, Tamayo & Asociados, quien manifestó que entre los principales resultados del primer estudio de medición del mercado de servicios legales, que será lanzado hoy en el marco de la celebración del décimo aniversario, sobresale que los bufetes en Colombia mueven $1,7 billones al año.

¿Qué resaltaría de la labor de la Cámara en estos 10 años de existencia?
Primero destacaría que se logró agrupar a 27 firmas, que en suma deben representar entre 900 y 1.000 abogados en Colombia; convirtiéndose en un vehículo de promoción del colegaje que nos ha permitido mejorar en las prácticas de gestión de las  mismas firmas y su competitividad; así como la preparación de los abogados. 

Así mismo, la Cámara ha logrado promover su participación y la de los afiliados en importantes debates de políticas públicas nacionales como la Reforma a la Justicia, el Código General del Proceso, la Reforma Constitucional sobre el Equilibro de Poderes. 

También ha logrado proyectar al sector como un nicho de alto valor y responsabilidad social frente a los distintos grupos de interés del país y ha sido un vehículo de proyección internacional para el sector legal colombiano.

El estudio que presentarán hoy evidenció que el mercado legal mueve $1,7 billones, ¿qué sucede con los cerca de $800.000 millones que la Superintendencia de Sociedades anunció?
La información suministrada por esa entidad es sesgada en el sentido en que solo se muestra el valor de las firmas que están obligadas a reportar. 

Sin embargo, si sumamos esa cifras más los números de firmas que no reportan dadas por la Dian y Cámaras de Comercio se percibe que hay un mercado más importante del evidenciado y que estaría en $1,7 billones al año.

¿Cómo percibe el crecimiento del sector legal en el país?
El sector ha venido creciendo exponencialmente desde hace 25 años. Fenómenos como la nueva constitución, la apertura económica, la Ley de servicios públicos, la Ley de puertos, la Ley de pensiones o las privatizaciones han abierto espacios que antes no existían y los cuales le han exigido a las firmas ha desarrollarse más. La formalización, por su parte, ha sido otro de los elementos que le ha permitido al sector crecer; pero sin duda, falta muchísimo en este aspecto.

¿Qué estrategias tiene la Cámara para mejorar la competitividad de los abogados? 
El organismo busca que haya mejor normativa,  mejor racionalización de normas y que la justicia funcione mejor, pues en la medida que esto suceda habrá más competencia y desde luego se generará más trabajo para el sector legal, y por ende, más trabajo para las firmas afiliadas. 

¿Qué piensa del aterrizaje de grandes firmas al país y su asociación con las locales?
Es un fenómeno natural consecuencia de la internacionalización de las economías. El fenómeno se seguirá dando y esto será un buen síntoma de confianza y de buenas expectativas en el crecimiento del mercado colombiano.

¿Qué nuevos proyectos están desarrollando?
La creación de un centro de formación profesional para capacitar mejor a los abogados de las firmas, de las facultades y abogados en general, es un proyecto que estamos arrancando. Este busca capacitar en competencias básicas del ejercicio del derecho diferentes a las que les enseñan en las facultades. Otro proyecto es el que lanzamos hoy, el de la medición de servicios legales y que seguiremos publicando.  Así mismo, viene toda la revolución tecnológica del derecho que tendremos que abordar y analizar. 

¿Ya se tiene el reemplazo  de Ximena Castrillón?
No sé quién será la nueva directora de la Cámara, pues esa decisión está en manos del Comité Ejecutivo y hasta ahora se están evaluando diferentes hojas de vida.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.