Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

jueves, 8 de enero de 2015

Cáez, Gómez y Alcalde, la firma especialista en derecho comercial, civil, telecomunicaciones y otros campos, arrancó 2015 con el pie derecho, programando importantes inversiones en temas de seguridad informática y proyectos de expansión internacional.

Guillermo Caéz, socio del bufete, le dijo en entrevista a LR que para brindarle más seguridad a los clientes en cuanto a la protección de datos, el grupo destinará US$200.000 en materia tecnológica. También que en marzo abrirá oficina propia en París, en la que invirtieron cerca de US$118.547 y para la que ya tienen gerente.

De lo anterior y de cómo el paro de la Rama Judicial afectó la facturación de 2014, también habló Cáez.

¿Cuáles son los proyectos de la firma para 2015? y ¿Cuáles son las estrategias que se van a tejer al interior de la organización para mantenerse vigentes en el mercado?
Este año estaremos enfocados en la seguridad informática y el crecimiento de nuestros profesionales.

Estamos implementando procesos de seguridad en la información que manejamos para nuestros clientes locales e internacionales, para garantizarles que sus datos estén 100% seguros. En ese proyecto tecnológico invertiremos US$200.000.

Por otra lado, creemos que no solo debemos formar profesionales en las áreas del derecho, sino consolidar su integridad. Esto, para seguir liderando en los estándares de calidad que exige el mercado. Por eso también trabajaremos en el desarrollo y la potencialización de las capacidades orales y escritas de nuestro equipo. Lo anterior permitirá prestar un servicio de excelente calidad.

Queremos que nuestros juristas sean los más competentes en técnicas de negociación, Programación Neuro Lingüística (PNL) y otras, que los destaquen no solamente como asesores, sino los mejores negociadores.

¿Cuánto facturó la firma en 2014 y en qué porcentaje esperan crecer para el cierre de este año?
Nuestra facturación estuvo por encima de $2.000 millones. Hubiéramos alcanzado una cifra superior en 30%, pero nos afectó el cese de actividades de la rama judicial. En cuanto al crecimiento para el cierre de 2015, puedo decir que de acuerdo con la tendencia y proyecciones, esperamos aumentar entre 25% y 30%.

¿Con cuántos abogados cuenta la firma actualmente y cuántos son socios?
La firma cuenta con ocho abogados graduados en Colombia, sumado a dos socios.

¿Cuáles son las áreas de especialidad de la firma?
Nuestras especialidades son el derecho comercial, civil, administrativo, urbano, de la competencia y prácticas comerciales restrictivas. También somos expertos en propiedad industrial, derecho del consumo, servicios públicos, telecomunicaciones, contratación estatal y consultoría en el área de defensa nacional.

Próximamente abriremos un departamento de derecho energético.

¿Quiénes son sus principales clientes?
Entre los principales están: Cristanini, de Italia; Sdle,de España; Meggit Defense, de UK; Trust Group, México; Idgsa, Chile, y Donucol S.A., Calzado Jovical, Indetel, Westland y La Piel Roja.

Tenemos otros clientes importantes, pero debido a un tema de patentes y acuerdos estrictos de confidencialidad, no podemos divulgar.

El último año las firmas locales le apostaron a las fusiones con grupos foráneos para nutrir su operación internacional ¿Cómo ve usted el tema?, ¿Hay proyectos al interior de la firma para unirse con otros grupos?

Debido a que estamos en un mercado globalizado se requiere de sinergias para seguir creciendo y tener mayor presencia global, por lo que me parece completamente natural esa tendencia.

Hemos tenido propuestas y conversaciones de realizar fusiones con la segunda firma más grande de España y algunas oficinas reconocidas de Perú y Chile. Aún no puedo revelar sus nombres, pero estamos en etapa exploratoria.

¿Y de aperturas propias en otros países?
Le estamos apostando a generar crecimiento internacional con inversión propia, especialmente en la Región.

La primera oficina que abriremos será en París a mediados de marzo en la una inversión de US$118.547. Lo consideramos necesario debido a que gran parte de nuestros clientes son franceses.

Estamos estudiando los presupuestos de las sucursales en México, Perú, Chile y Ecuador.

Sin embargo seguimos abiertos a la posibilidad de una fusión, mientras sea coherente con nuestros principios fundamentadores. También si es acorde con el servicio que nos caracteriza.

¿Cómo va a enrudecer la competencia legal local este tipo de fusiones?
Consideramos que el cambio generado por estas fusiones no varía o impacta el mercado. Nuestro lema es que competimos con nosotros mismos, con aspectos diferenciales que no ofrece ninguna oficina de abogados en Colombia, por lo que no nos preocupan este tipo de alianzas.

Por ahora no son objetivo inmediato.

¿Cuáles cree que serán los sectores definitivos para los negocios legales este año?
Creemos que un gran nicho de mercado serán los sectores de las telecomunicaciones, servicios públicos e infraestructura en lo referente a asociaciones público privadas. En todas las áreas que mencioné, estamos altamente capacitados. Esto nos permitirá enfrentar los retos que esos tres mercados generen en 2015.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.