Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Mateo Jaramillo - mjaramillo@larepublica.com.co viernes, 22 de noviembre de 2013

La empresa palmicultora Oleaginosas Las Brisas S.A. tuvo que ser liquidada por la Superintendencia de Sociedades luego de haber contraído una deuda por $9.624 millones que no pudo saldar, entre otras cosas, por la imposibilidad para controlar una enfermedad que arrasa con los cultivos de palma en el norte de Colombia.

En octubre de este año, el representante legal, León Darío Uribe, de la compañía santandereana le pidió al despacho de la Supersociedades la apertura del proceso de liquidación judicial debido a la cesación de pagos y la carga de 10% de las obligaciones vencida por más de 90 días.

Solo en pasivos laborales Las Brisas acumuló, según los estados financieros con corte a 31 de agosto de 2013, un valor por $303.644 millones, y $4.408 millones en cuentas que la firma no ha podido pagar.

Como los $65.014 millones de patrimonio no pudieron ajustar la cartera de la sociedad palmicultora, el ente de control decretó la apertura al trámite de liquidación y nombró como liquidador a Octavio Restrepo, con el fin de garantizar el pago de las deudas mediante los activos de Oleaginosas Las Brisas S.A.

La liquidación judicial por insolvencia económica se presentó en uno de los momentos más complejos para el sector palmicultor dada la llegada de la Pudrición del Cogollo a los campos de puerto Wilches, Santander, donde se encuentra ubicada la plataforma principal de la compañía.

León Darío Uribe, aseguró que pese a los esfuerzos realizados por implementar un modelo de desarrollo agroindustrial en la producción del aceite de palma, la enfermedad de las plantas no pudo ser controlada.

“La enfermedad Pudrición de Cogollo ha tenido el carácter de letal en la región, devastando casi la totalidad de los cultivos de palma de Puerto Wilches y Cantagallo. A pesar de los esfuerzos en investigación y la inversión en equipos, insumos y recurso humano, la enfermedad nos rebasó”, indicó Uribe.

Así mismo, el exfuncionario hace énfasis en que “la organización sobrevivió a las múltiples presiones por parte de los grupos armados ilegales que hicieron presencia en la zona”.

Estas razones motivaron a la empresa para que cerrara su planta de beneficio en julio de 2012, con el evidente despido de empleados y el cierre total de las actividades.

“Lo cierto es que a pesar de las medidas tomadas, la empresa no ha logrado atender sus obligaciones económicas y está sumida en una situación de insolvencia que hace inviable su operación”, dice el exgerente de Las Brisas.

La enfermedad de las palmas
Los palmicultores sacan del cogollo de la palma el aceite base para la producción comercial. A los síntomas como la pudrición de flecha, amarillamiento en las hojas en época de lluvias o humedad, quemazón en los foliolos, manchas en el follaje y descomposición del meristemo, se le conoce como la Pudrición del Cogollo, que ha devastado la siembra.

Una de la subzonas mas afectada por la enfermedad mencionada es la de Puente Sogamoso, donde están los cultivos de Las Brisas, que registró 80% de acumulación a octubre de 2013.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.