Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Juan Pablo Cadena Martes, 6 de diciembre de 2016

A medida que estos últimos se han apropiado de la importancia de las marcas a la hora de vincular sus productos o servicios con los consumidores, se ha empezado a ver en el país un desarrollo y aumento en la solicitud y registro de aquellas marcas conocidas comúnmente como “no tradicionales”.

¿Qué es una marca tradicional?

Se habla de marcas tradicionales, de aquellas marcas sobre las cuales tradicionalmente se ha escrito bastante al ser las más usadas y solicitadas para registros, por ser las más comunes dentro del mercado. 

Adicionalmente, se conocen de esta forma por ser de las primeras formas en que los oferentes de productos y servicios intentaron distinguirse dentro del mercado a través de signos que fuesen percibidos por lo sentidos.   

De esta manera, tradicionalmente la marca se ha asociado con un signo o imagen determinada, que tiene cierta disposición de color y texto. 

El artículo 134 de la Decisión 486 de la Comisión de la Comunidad Andina de Naciones, que establece el régimen común de propiedad industrial para los países miembros, entre ellos Colombia, describe este tipo de signos distintivos, al señalar que podrá ser una marca, los siguientes tres grupos de signos: 

i) las palabras o combinación de palabras, o las letras y los números, conocidas como marcas denominativas.

 ii) las imágenes, figuras, símbolos, gráficos, logotipos, monogramas, retratos, etiquetas, emblemas y escudos, conocidas como marcas figurativas.

 iii) cualquier combinación de los signos o medios anteriormente descritos, que en caso de reunir un una letra, número o palabra con un elemento gráfico, conocidas como marcas mixtas.

¿Qué es una marca no tradicional? 

Para poder definir que es una marca no tradicional, es necesario comenzar por lo que se define y se permite registrar como este tipo de signo distintivo. 

Al respecto, el artículo 134 de la Decisión 486 de 2000, establece que “a efectos de este régimen constituirá marca cualquier signo que sea apto para distinguir productos o servicios en el mercado. Podrán registrarse como marcas los signos susceptibles de representación gráfica”.

De dicha definición se desprende que las categorías tradicionales para organizar las marcas excluían diversos signos que cumplen con los requisitos expuestos en la definición de marca. 

De esta manera, surgen nuevos signos y categorías que, si bien no son las tradicionales, cumplen con ser:

 i) perceptibles por los sentidos, como lo sonidos, sabores y olores.

ii) sirven para distinguir productos o servicios en el mercado.

iii) son susceptibles de representación gráfica, como las texturas, formas, hologramas, imágenes animadas y gestos.  

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.