Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Paulo Andrés Durán G. - pduran@larepublica.com.co miércoles, 17 de agosto de 2016

De acuerdo con los expertos consultados, la cabeza del Ministerio Público, que maneja un presupuesto anual de $461.200 millones y que tiene al mando 2.000 funcionarios y 4.000 contratistas (defensores públicos), deberá modernizar y actualizar el sistema de alertas tempranas para implementar lo acordado en La Habana; garantizar los derechos de los civiles y desmovilizados en las zonas de concentración; velar por los derechos humanos de los desplazados por el conflicto armado; lograr  más garantías en las defensorías regionales y asumir un papel más activo en la lucha contra la corrupción.

Conforme con Claudia López, senadora de Alianza Verde, la principal papa ‘caliente’ que tendrá Negret, será garantizarle los derechos a los civiles y desmovilizados en las zonas de desarme, “pues en ese proceso se podrían ver vulnerados muchos derechos fundamentales, y no solo de los actores que dejen las armas”, expresó López.

Para lograr una efectiva veeduría, Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación manifestó que el Defensor del Pueblo deberá modernizar el sistema de alertas tempranas, “esto con el fin de hacer que se respeten los derechos de los civiles y desmovilizados cuando se estén implementando en el territorio los diferentes aspectos acordados por las delegaciones del Gobierno Nacional y las Farc en La Habana (Cuba).

Así mismo, según Ávila, otro de los temas que deberá sortear Negret tiene que ver con las garantías del cumplimiento de los derechos humanos en las regiones. 

“Esta acción es muy precaria en las zonas alejadas a las urbes, el defensor debe lograr que la veeduría de los derechos en las zonas apartadas del país sea efectiva pues para eso la entidad cuenta con 4.000 defensores en todo el territorio nacional”, aclaró Ávila. 

Por su parte, Pablo Bustos, presidente de la Red de Veedurías enfatizó que Negret debe velar por los derechos de los desplazados por la violencia. 

“Este es un aspecto que se están olvidando, pues si bien se está concretando la paz, hay millones de personas afectadas por el flagelo de la guerra, por tal razón, la Defensoría, también debe centrar sus fuerzas en este segmento olvidado”, aseveró Bustos, quien concluyó, que deberá asumir un papel más activo en la lucha contra la corrupción.

Las opiniones

Claudia López
Senadora de la Alianza Verde
“Para lograr una efectiva veeduría en la implementación de lo acordado entre el Gobierno y las Farc en La Habana, el nuevo Defensor del Pueblo deberá modernizar y actualizar el sistema de alertas tempranas”.

Ariel Ávila
Subdirector de fundación Paz y Reconciliación
“La principal papa ‘caliente’ que tendrá Negret, será garantizarle los derechos a los civiles y a desmovilizacidos en las zonas de desarme, pues en ese proceso se podrían ver vulnerados muchos derechos”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.