Mateo Jaramillo - mjaramillo@larepublica.com.co Lunes, 9 de diciembre de 2013

Con el plazo vencido para la inscripción de candidatos al Congreso de la República, los partidos apostaron por sus figuras más reconocidas para atraer electores en los comicios del próximo año. Con este panorama, tal parece que los debates para la elecciones de los legisladores tendrá mayores pesos que las campañas para elegir al nuevo presidente.

Cada una de las cabezas visibles por los movimientos políticos tiene una trayectoria fuerte en la arena de debate y una músculo electoral importante para recoger votos el 9 de marzo.

Por el Partido de la U, el exembajador en Austria y general en retiro Freddy Padilla de León será quien tenga el número uno en la lista para el Senado. Según los expertos, el cordobés será la cuota de seguridad dada su trayectoria como ministro de Defensa y Comandante General de las Fuerzas Armadas.

Quien está al frente de la lista por el Polo Democrático es el senador tolimense Jorge Enrique Robledo. Uno de los opositores más fuertes al gobierno de Juan Manuel Santos y catalogado entre los mejores congresistas de 2014.

Robledo empezó su carrera en el Congreso como senador del Movimiento Obrero Independiente y Revolucionario, Moir, y ha sido uno de los personajes que disminuye la mala imagen de su partido tras la administración de Samuel Moreno. Por la Alianza Verde, y ante la imposibilidad de concertar un único candidato a la Presidencia de los partidos alternativos, la cabeza para las parlamentarias será el exgobernador de Nariño Antonio Navarro Wolf.

Este pastuso fue militante de la guerrilla del M-19, constituyente para la carta de 1991, ministro de Salud, alcalde de Pasto, representante a la Cámara y acompañó durante unos meses a Gustavo Petro en la administración de Bogotá. De los partidos tradicionales, el actual congresista Roberto Gerlein será el primero en la lista de los conservadores y Horacio Serpa lo será para los liberales.

Gerlein es uno de los políticos del Atlántico con mayor caudal electoral y en su hoja de vida está el Ministerio de Desarrollo Económico en el Gobierno de Belisario Betancourt.

Por su parte, Serpa ha sido candidato a Presidencia en tres ocasiones, estuvo en la mesa de los constituyentes y fue gobernador de Santander el periodo anterior. Se estuvo peleando el primer puesto en la lista con Juan Manuel Galán, pero el director de la colectividad, Simón Gaviria, optó por la experiencia y dejó al hijo del político asesinado Luis Carlos Galán en el puesto 100.

En Cambio Radical es protagonista otro hijo de Galán. Carlos Fernando tendrá la primera posición luego de que el exministro de Vivienda, Germán Vargas Lleras, decidiera estar al mando de la Fundación Buen Gobierno del presidente Santos. El actual presidente de la corporación fue zar anticorrupción y concejal de Bogotá. Por Centro Democrático será el expresidente Álvaro Uribe quien arrastre los votos de los candidatos, dado que su movimiento político tendrá lista cerrada para las elecciones de 2014. Es decir, que los ciudadanos votarán por el partido político y no por un candidato específico.

Los expertos aseguran que los pesos pesados se pasaron a las elecciones parlamentarias y que las diferentes posturas de los candidatos permitirán unos debates de mayores dimensiones.

La investigadora del Centro Elecciones y Partidos Políticos de la Universidad de los Andes, Laura Wills, asegura que el músculo político y electoral de quienes encabezan las listas para Senado dinamizará el debate y organizará las posturas de los movimientos.

“No se puede desconocer que durante todo este periodo hay una estrategia electoral de por medio en la que no prima la discusión programática, pero eso no quiere decir que no tengan ideas y direcciones en sus partidos. Sí hay ideas en el sentido que son actores contradictores”, dice Wills.

Paz, ¿el debate para congreso?
Sería paradójico, exponen los expertos, que el debate para las elecciones presidenciales gire en torno a los diálogos en La Habana y que las discusiones para las elecciones de congresistas tuviera otros asuntos primarios.

Sin embargo, así lo cree el codirector del Centro de Investigaciones y Proyectos Especiales de la Universidad Externado, Frédéric Massé, quien asegura que si bien para la lista uribista sí será la paz uno de los centro de discusión, no será de la misma manera para los demás candidatos al Congreso.

“El expresidente Uribe ha sido uno de los que más ha desacreditado el proceso en Cuba, por lo tanto es posible que para Centro Democrático este sea uno de los principales puntos de discusión. Sin embargo para partidos como el Liberal o la Alianza Verde, que apoyan los diálogos, no es el tema fundamental”, asegura Massé.

Zuluaga y su millón de amigos
De otra parte, el candidato a la Presidencia de la República por el Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, le entregó a la Registraduría General 1.200.000 firmas que avalan su candidatura. La corporación deberá aprobar 437.000 firmas antes del 14 de enero para que Zuluaga participe en las elecciones presidenciales.

Una vez entregó las 41 cajas de firmas, el candidato del uribismo hizo referencia al atentado de las Farc en Inzá, Cauca, que dejó 30 heridos y 9 personas muertas. “Si soy presidente no voy a permitir que se sigan asesinando nuestros soldados y policías”.

La Opinión

Laura Wills
Investigadora del centro elecciones y partidos de uniandes

“Yo creo que va a ser una campaña interesante porque las personas que encabezan las listas al Congreso tienen peso político y electoral. En este sentido hay ideas para discutir dado que son actores contradictorios. El debate girará entorno a la paz, pero no será el único tema”.