Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Mateo Jaramillo - mjaramillo@larepublica.com.co Viernes, 11 de octubre de 2013

En el año 2009, una compañía llamada Rovio Entertainment creó un videojuego que en poco tiempo alcanzó millones de visitas en Youtube y se convirtió en un fenómeno viral mundial.

Hoy en día tiene 5 millones de seguidores en Facebook y para 2016 se espera la película de esta famosa aplicación: Angry Birds.

Sin embargo, aunque solicitó 16 registros marcarios que fueron otorgados sin mayores inconvenientes por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC); el de la clase de las telecomunicación fue negado en primera instancia.

En septiembre de 2011, la industria de videojuegos le solicitó el registro de la marca Angry Birds a la SIC para distinguir productos de la clase 38 de la clasificación Internacional de Niza.

Aunque no se presentaron oposiciones cuando se publicó la solicitud en la Gaceta de Propiedad Industrial, la oficina local realizó el examen de registrabilidad y encontró la existencia del signo distintivo Angry Boys de la sociedad Home Box Office.

En el análisis comparativo el despachó consideró que “se trata de dos signos idénticos (…) la semejanza radica en la utilización por parte de ambos signos de la palabra ‘Angry’, parte fundamental de estos”. Además determinó que “el cambio de las palabras ‘Boys’ por el término ‘Birds’ no representa un cambio fundamental del signo”.

Si bien el nombre registrado por Home Box Office está enmarcado en la clase 9 de la nomenclatura internacional, existe “una estrecha conexividad competitiva con los productos que identifica la marca registrada”.

Por tal razón, se niega la solicitud de Angry Birds para la clase de las telecomunicaciones; aunque se le concedió el registro a las otras 16 solicitudes que presentó la firma Rovio.

Sin embargo, para la empresa de videojuegos la importancia de tener el registro en la distinción de las telecomunicaciones era fundamental para su entrada al mercado colombiano.

Las apoderados de la Rovio afirmaron en el apelación que “si el término Angry Birds se hizo famoso en nuestro medio, no es extraño que otra empresa haya usado el adjetivo ‘Angry’ como parte de sus marcas Angry Boys, debido a que el aprovechamiento del prestigio ajeno no es raro en el mundo moderno”.

Los representantes se basaron en el hecho de que la marca Angry Boys tiene vigencia hasta el año febrero de 2021, es decir que fue solicitada en el año 2010 por la firma Home Box Office.

Juan Carlos Martínez, experto en propiedad Industrial de la Universidad de La Sabana, asegura que aunque la marca Angry Birds sea más reconocida por el consumidor medio, solo la oficina local puede determinar la notoriedad de una marca.

“En principio ambos signos tienen una distintividad media, y luego, con el éxito empresarial de Angry Birds, la marca adquiere mayor prestigio o reconocimiento”, dice Martínez.

Un año después de la apelación, la Delegatura para la Propiedad Industrial presentó la resolución. En esta oportunidad, el despacho afirmó que si bien existen similitudes entre los elementos fonéticos y gramaticales, por lo tanto realizan un análisis conceptual de los nombres en el cual “las palabras ‘Boys’ y ‘Birds’ no evocan una misma idea, sino que por el contrario a los pájaros furiosos y otros a los niños furiosos”. De esta manera, dice que “es incuestionable que los consumidores de medios de este tipo de servicios son personas que por la especialidad de los mismos conocen e identifican las marcas de su preferencia”.

Razones por las cuales la oficina nacional consideró que el signo distintivo no se encontraba incurso en las causales de irregistrabilidad, revocó la decisión de primera instancia y concedió el registro marcario.

La opinión

Juan Carlos Martínez
Profesor de propiedad industrial de la Unisabana

“El éxito empresarial de la marca Angry Birds es más evidente y eso hace que su marca goce de mayor prestigio o reconocimiento en el público. Si el titular quisiera podría poner a consideración de la SIC para considerara como notoria”.