Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Xiomara Mera jueves, 1 de septiembre de 2016

A pesar de que Genfar no presentó oposición formal a dicho registro, cuando la directora de la Delegatura de Signos Distintivos de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), María José Lamus, verificó en el archivo, encontró que esta ya tenía concedido el signo Sellomast; el cual era muy similar al solicitado.

Debido a esto y conforme a las disposiciones que dicta la decisión 486 de la Comunidad Andina para el registro de una marca, la funcionaria hizo el respectivo análisis tanto en la forma de escritura de los signos como en el tipo de productos que amparan.

En cuanto a su estudio ortográfico, Lamus concluyó que “los signos analizados son similarmente confundibles, en concreto, al apreciarlos en conjunto se observa que son ortográfica y fonéticamente similares, comoquiera que el signo solicitado Cellacast, reproduce parcialmente la parte relevante del signo antecedente Sellomast, sin que contenga elementos adicionales que le otorguen distintividad”.

Pese a esto, Álvaro Ramírez Bonilla, fundador & CEO de BR Latin America IP LLC, manifestó que “a pesar de existir semejanzas entre los signos en conflicto, el signo solicitado cumpliría con el aspecto de la distintividad intrínseca y extrínseca, ya que el mismo tendría la capacidad de diferenciarse en el mercado y no habría lugar a tal confusión”.

Cuando se realizó el estudio de conexión competitiva, se evidenció que la marca solicitada Cellacast pretendía identificar productos de las clases 5 y 10 de la clasificación internacional de Niza, es decir, emplastos, esparadrapos, artículos para apósitos, artículos para apósitos de inmovilización parcial; y aparatos e instrumentos quirúrgicos y médicos, artículos ortopédicos. Mientras que Sellomast ampara productos farmacéuticos y veterinarios; productos higiénicos para la medicina; sustancias dietéticas para uso médico, emplastos, material para apósitos; material para empastar los dientes y para improntas dentales, entre otros; que se encuentran ubicados en la clase 5.

De lo anterior,  Lamus determinó que entre los artículos que estos identifican existe una conexión y que esto puede generar confusiones.

Frente a esto también está de acuerdo el profesor de jurisprudencia de la Universidad del Rosario, Édgar León. “Aunque son distintos existen ciertas conexidades entre los elementos que comprenden y por ello dictamina que no es posible proceder a la inscripción de la marca solicitada, dado que ello afectaría los derechos del titular de la previamente inscrita”.

Cabe recordar que Lohmann (&) Rauscher International GmbH (&) Co KG aún puede aplicar el recurso de apelación.

Antecedentes

Genfar es una empresa farmacéutica,  fundada en 1967.  Actualmente pertenece al Grupo Sanofi y tiene presencia en aproximadamente 14 países de Latinoamérica, en los cuales mantiene una red de comercialización amplia y de acuerdo a sus políticas, “ busca que cualquier persona pueda tener acceso a medicamentos de la mejor calidad posible y con unos costos que se ajusten al bolsillo sin importar sus clase social”.

La opinión

Álvaro Ramírez Bonilla
Fundador & CEO de BR Latin America IP LLC
“A pesar de existir semejanzas entre los signos en conflicto, la marca solicitada cumpliría con el aspecto de la distintividad intrínseca y extrínseca, ya que el mismo tendría la capacidad de diferenciarse”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.