Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Germán Corcho Tróchez - gcorcho@larepublica.com.co martes, 7 de enero de 2014

La vocal ‘o’, que distingue a Maxifeno de Maxifen, no fue argumento suficiente para que la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) concediera el registro de marca al primero.

El reconocimiento fue solicitado por la multinacional Johnson & Johnson, en la clase 5 internacional de Niza.

En su decisión de primera instancia, el organismo aceptó la oposición presentada por el Grupo Unipharm contra el trámite iniciado por la estadounidense. La firma europea sustentó su argumento en la existencia previa en el mercado de Maxifen, su medicamento antihistamínico y antigripal que se distribuye en distintas presentaciones: cápsulas con pellets, tabletas, jarabes, suspensiones y gotas.

“La similitud ortográfica se presenta por la semejanza de las letras entre los signos a compararse. La sucesión de vocales, la longitud de las palabras, el número de las sílabas, las raíces o las terminaciones iguales, pueden incrementar la confusión”, explica la Superintendencia sobre una de las normas en las que se basó para proferir la resolución.

Ambas compañías son dos de las más importantes de su sector. Johnson & Johnson es fabricante de dispositivos médicos, y productos farmacéuticos y de cuidado personal. Fue fundada en 1886 y cuenta con más de 275 operadoras en más de 60 países. Su sede principal está en Nueva Jersey, Estados Unidos.

Las ventas de Johnson & Johnson superaron en 2012 los US$60 billones, según el reporte anual que publicó la empresa en su página web.

La opositora Grupo Unipharm nació en 1963, en Suiza, y se especializa en la comercialización de productos farmacéuticos. Gran parte de sus negocios se centran en países latinoamericanos, entre esos Colombia, adonde arribó en 2001. De hecho tiene dos centros de producción en México y Guatemala con los que también soporta su presencia en Asia, Europa y África.

Son confundibles
A pesar de las consideraciones presentadas por Johnson & Johnson a través de la firma de abogados Zorro Huertas & Zorro Sánchez, la Dirección de Signos Distintivos de la Superintendencia determinó que los signos comparados son confundibles.

La peticionaria alegó que las diferencias radican en las siglas ‘No’ y ‘Fen’, no solo la vocal. “Las disimilitudes en los signos en cotejo dada por los elementos nominativos adicionales (Fen - No) y la coexistencia de otras marcas que comparten el prefijo (Maxi), son factores a tener en cuenta por su despacho para que conceda el registro”, requirió.

La entidad, empero, conceptuó que “(Maxifeno) reproduce el elemento esencial de la marca registrada y aunque adiciona la letra ‘O’ al final del conjunto, en esa no recae la carga distintiva por su ubicación y su propia naturaleza.

“Los productos a identificar por la marca solicitada corresponden a analgésicos y calmantes para el dolor, medicamentos para el resfriado; y los identificados por la marca registrada, Maxifen, ampara medicamentos, antihistamínicos, antigripales, por lo que el riesgo de confusión resulta inminente”, concluye.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.