Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Lilian Mariño Espinosa - lmarino@larepublica.com.co Domingo, 18 de diciembre de 2016

Colombia ha entrado en una fase interesante de reconstrucción de la justicia y el fiscal Néstor Humberto Martínez ha sido una pieza clave: ha planteado un discurso eminentemente jurídico y ecuánime que atiende las necesidades coyunturales, pero sobre la base de la ley como instrumento indispensable para dar seguridad a los ciudadanos, inclusive en momentos de alta crispación. 

Martínez, quien en un primer momento fue criticado por el eventual compromiso de su opinión jurídica o la seguidilla de impedimentos en los que se podría ver incurso, ha dejado ver que su profesionalismo jurídico es extensible a su rol como servidor público, dando muestras de ser un fiscal respetuoso del debido proceso. 

Esta actitud, que parece positiva y distante respecto de administraciones anteriores, ha llevado a que no se capitalicen en forma oportunista coyunturas jurídicas. Martínez ha mantenido un discurso ponderado, que enaltece el rol de la Fiscalía y promete una administración seria que se ajuste a los postulados institucionales, permitiendo el desarrollo de un ente que debe revestir un rol eminentemente técnico y apegado a la ley. 

Mucho falta para emitir un juicio respecto de esta administración, pero esperamos que como ocurre en la mayoría de casos, los primeros meses de gestión sean un indicio de lo que ocurrirá en el resto del periodo. Ya vendrán, de todas formas, casos que han permanecido en el tintero por años alrededor de la Fiscalía, y que requerirán del Fiscal General prudencia y capacidad, tanto para apartarse, en caso de ser necesario, como para demostrar su imparcialidad al tener que enfrentar decisiones que pudieren parecer contrapuestas a su rol de apoderado, cuando ejercía como abogado de una prestigiosa firma nacional. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.