Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Gerson Beltrán Franco - gbeltran@larepublica.com.co martes, 1 de noviembre de 2016

 Maya manifestó que hay 32 contralorías departamentales,  31 municipales y distritales y la General, en las que cada una hace el control fiscal como lo considera pertinente,  sin línea doctrinal y jurisprudencial, lo cual debe cambiar.

 Adicionalmente, mostró su desacuerdo con aspectos sustanciales del proyecto de acto legislativo que suprime la Contraloría General de la República y crea en su lugar un Tribunal de Cuentas, como el hecho de que sigan funcionando las contralorías territoriales y el control fiscal pierda su autonomía e independencia.

“Una reforma que se le haga al control fiscal en Colombia tiene que tener en cuenta el aspecto laboral, la situación de los servidores públicos y no puede convertirse en una masacre laboral para quienes han estado prestando sus servicios por 20 y hasta 30 años a la Contraloría General de la República”, dijo Maya Villazón.

En Funcionario consideró contradictorio que este acto legislativo, de iniciativa del representante Rodrigo Lara, acabe con la Contraloría General de la República mientras simultáneamente sigan funcionando las contralorías departamentales y municipales, aunque vayan a existir Cortes de Cuentas de carácter departamental.

 Finalmente, indicó que Colombia tiene un tema delicado en el punto de regalías, por lo que se debe hacer un replanteamiento ya que no se puede seguir manejando como se ha hecho hasta ahora. El cometido de las regalías es acabar con los temas de crisis sociales del país y eso no se ha cumplido.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.