Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Mateo Jaramillo - mjaramillo@larepublica.com.co sábado, 2 de noviembre de 2013

Las coincidencias fonéticas son un elemento que la Superintendencia de Industria y Comercio, SIC, evalúa con detenimiento con el fin de decidir la posible confusión de las marcas en el mercado local. Este es el caso de la solicitud de una marca que representa los signos distintivos de una empresa con trayectoria en el servicio de comidas y la oposición de una multinacional con notoriedad en los consumidores mundiales.

En octubre de 2012, la sociedad Avidesa Mac Pollo S.A. solicitó el registro de la marca ‘Mac Pollo a la carta’ para distinguir los productos de la clase 43 de la clasificación de Niza. Una vez se publicó la petición en la Gaceta de Propiedad Industrial, McDonald’s Internacional Property Company Limited presentó una oposición a la entrada de este nombre en el mercado nacional.

En el documento de apelación, el abogado Ávaro Correa de la firma apoderada Baker & McKenzie, indicó que la empresa que representa es dueña de las marcas McCombo, McDonald’s, McCombo, McMenú y Mc, esta última desde 1974.

Además, “el uso intenso de las marcas derivadas de Mc de mi representada ha resultado en que la expresión Mc o Mac es reconocida como un indicador comercial de la familia de marcas (de la multinacional McDonald’s)”, indica Correa.

Igualmente, afirman que “el uso distintivo de la expresión Mc o Mac, acompañada de elementos evocativos o descriptivos para identificar servicios de restaurantes o alimentos preparados” y ponen como ejemplo el registro de las marcas McPollo, McMuffin o McPapas.

Por esta razón indican que el signo mixto “Mac Pollo a la carta (…) reproduce y resulta similarmente confundible con las marcas Mc y puede además ser indebidamente asociado con la familia de marcas Mc de McDonald’s Internacional”, explica en el documento.

Por su parte, Laura Michelsen socia de firma Triana, Uribe & Michelsen, apoderados de la empresa Avidesa Mac Pollo, expone que el argumento expuesto “no es válido, en razón a que es a mi representada a la que le asiste el primer y único derecho sobre la expresión en disputa, pues vale la pena destacar que la expresión Mac (…) fue solicitada desde la década de los años setenta”.

Michelsen remonta al año 1976 en el que registraron la primera de sus marcas con la denominación ‘Mac Pollo su pollo rico’ y que adoptó en 1982 el nombre ‘Mac Pollo’, cuando “se abandona la distribución de concentrados y se focaliza en la producción, procesamiento y distribución de carne de pollo”.

“Es así como las expresiones de fantasía Mac/Mc fueron por primera vez empleadas por mí poderante en Colombia para distinguir productos comprendidos en las clases 29 y 30 internacionales”, expone la abogada.

En junio de este año, la Dirección de Signos Distintivos afirmó que entre los signos mencionados “no existen semejanzas susceptibles de generar riesgos de confusión o de asociación, lo anterior por cuanto la variación incluida consiste en la adición de la vocal A intermedia en las consonantes MC”.

De igual manera, la oficina local explica que “luego de analizar los signos, y con base en los criterios jurisprudenciales y doctrinas de confundibilidad, encuentra que los signos enfrentados, después de un primer impacto general, no son susceptibles de crear confusión”.

En cuanto a la notoriedad de la marca McDonald’s, la SIC indicó que aunque no puede desconocer su carácter de reconocimiento en el público consumidor colombiano, “la notoriedad es un fenómeno cambiante que requiere mantenerse para que proceda como causal de oposición (…) por lo que la entidad no cuenta con ningún acervo probatorio que le permita establecer que en efecto la marca McDonald’s continúa con tal nivel de reconocimiento en el mercado”.

A la decisión del despacho, Correa explica que “de una sencilla visión de conjunto, resulta evidente que las marcas comparadas son similarmente confundibles (…) desde el aspecto fonético se trata de elementos idénticos Mac y MC, sin que la adición de la letra A en el signo solicitado genere que los signos se pronuncien de una manera diferente”. En el aspecto conceptual asegura que las semejanzas son aún más similares pues las palabras Menú y Carta evocan el mismo concepto.

El primer ‘round’ es de Mac Pollo pero falta otra decisión del superintendente delegado para la Propiedad Industrial.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.