Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co sábado, 18 de marzo de 2017

En lo que va corrido del año, según cifras de esta entidad,   la Dirección de Signos Distintivos ha concedido 4.963 marcas, lo que corresponde a un incremento de 17,3% frente a 2016.  

Desde el primero de enero hasta hoy, AL le siguió el rastro a 74 pleitos que han marcado las principales contiendas en el despacho. Similitud entre marcas, falta de identidad y falencias en la argumentación, fueron las principales razones para negar la intención de registrar los signos.   

Para , José Luis Londoño Fernández, superintentente delegado para la Propiedad Industrial, la semejanza en las marcas y la composición genérica o descriptiva de los nominativos también conforman la lista de motivos de otorgamiento o negación de signos. 

Dentro de las disputas más sonadas se encuentra la de Davivienda y Fanny Yolima Rueda, que tuvieron una dura batalla para el registro de “La Casita Roja”, solicitada por Rueda. La SIC señaló que el signo solicitado tenía una fuerte connotación en el mercado, razón por la que negó la solicitud y la declaró como marca notoria. 

En el cuadrilátero las cosas no estuvieron fáciles para la cadena de comidas rápidas McDonald’s. En dos oportunidades tuvo que enfrentarse ante el tribunal y en ninguno de los conflictos salió victoriosa: frente a la empresa Avidesa Mac Pollo no impidió el registro del lema ‘Qué alegría le da Mac Pollo a tu vida’; y Gaseosas Lux logró darle un gancho bajo  e impidió el registro del lema comercial “Me encanta” de la multinacional.

Y es que a las gradas de la SIC llegan hasta superhéroes y más de dos protagonistas. Roberto Gómez Fernández, hijo de Roberto Gómez Bolaños, “Chespirito”, no tuvo que usar ni el chipote chillón ni las pastillas de chiquitolina en la SIC. Tras encontrar que los personajes interpretados por su padre tenían un fuerte reconocimiento en el mercado colombiano, la Dirección de Signos Distintivos le concedió  la marca notoria de “El Chapulín Colorado” y le otorgó una distinción especial a todos los personajes que representó Gómez Bolaños. 

Por otro lado: desde una esquina Altamira Supremo, en calidad de solicitante, y desde la otra la Federación Nacional de Cafeteros y Uniarroz S.A, que buscaban impedir el registro de la marca Café El Tambo Supremo en la SIC. En segundo asalto la delegatura de la SIC consideró negar la marca por argumentos presentados ante la Dirección.

Para Édgar Iván León Robayo, especialista en Propiedad Intelectual de la Universidad del Rosario, y quien tuvo la oportunidad de conocer los pleitos, dijo que en la mayoría de estos casos “la SIC negó la solicitud porque las marcas presentadas podrían generar riesgo de confusión o asociación entre los nominativos previamente inscritos por los empresarios”. 

 Cabe señalar las disputas no son solo por registros de marcas. En una oportunidad, la empresa Nautica Inc. tuvo que pelear, como opositora, con Brand Leaders por un logo. Si bien la contienda estuvo pareja en primer asalto, en segunda instancia Nautica ganó al argumentar que “su velero”, caracterizaba fuertes elementos de su origen empresarial. 

Y las marcas de lujo también están a la orden del día en la SIC.  Rolex S.A., por ejemplo, tuvo fuertes dificultades para impedir que Corporación Parque Explora registrara el signo Parque Explora. La fuerte conexidad con una submarca de Rolex  permitió a la Superindustria declarar, bajo la premisa de confundibilidad, que la marca solicitada no podía ser inscrita.

Sean ganadores o vencedores en las disputas, lo cierto es que las solicitudes de marcas están en crecimiento. En 2016 la cifra de peticiones, de acuerdo con la Superindustria, llegó a 42.000. 

Antecedentes

La Superintendencia de Industria y Comercio envía los procesos de registros marcarios a primera instancia. Sin embargo, en la medida en que un opositor entre en la contienda, la Dirección de Signos distintivos, dependiendo los argumentos de la oposición,  envía a una segunda instancia el caso. Allí, mediante el Código de Procesamiento Administrativo y la normativa de la Comunidad Andina, se decide bajo qué parámetro realizar el cotejo marcario y en qué  aspecto enfocar su estudio. Frente a esto, la SIC toma una decisión en concreto y otorga o no la marca solicitada.   

Las opiniones

José Luis Londoño Fernández
Supte. delegado para la propiedad industrial
“Las razones más frecuentes de negación son la existencia de marcas iguales, semejanzas en marcas previamente registradas y confusiones genéricas o descriptivas de las marcas inscritas”. 

Édgar Iván León Robayo
Especialista en propiedad intelectual
“La Superintendencia de Industria y Comercio negó la solicitud porque las marcas presentadas podrían generar riesgos de confusión o asociación entre los nominativos registrados por los empresarios”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.