Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Germán Corcho Tróchez - gcorcho@larepublica.com.co Jueves, 24 de octubre de 2013

Junto con Francisco Santos y Óscar Iván Zuluaga, el exdiplomático Carlos Holmes Trujillo es uno de los precandidatos del movimiento Uribe Centro Democrático, cuyos miembros eligen hoy y mañana a su representante en las elecciones presidenciales del próximo año.

En diálogo con LR, Holmes anunció que entre sus principales apuestas económicas están la inserción definitiva de Colombia en la economía mundial, para lo cual dijo sentirse preparado y con “una amplia ventaja” frente a sus copartidarios. “Mi experiencia me la da”.

¿Qué cambios cree que necesita la economía del país?
A nivel macro hay que reconocer que el país ha tenido avances: bajas tasas de inflación, relativamente aceptables tasas de inversión y un proceso gradual de inserción en la economía mundial mediante la suscripción de tratados de libre comercio. Pero me parece que la gran apuesta debe ser la inserción en la economía internacional. Hoy esa no es una alternativa, ese es un hecho y no va a desaparecer. Además tenemos que prepararnos para actuar en el próximo período, teniendo en cuenta el ajuste que se percibe en materia de globalización.

¿O sea que no son suficientes los TLC firmados con Estados Unidos y la Unión Europea?
Son buenos y hay que darse una gran tarea pedagógica para explicarlos. Si no hubiéramos firmado el TLC con la Unión Europea, se hubieran perdido las oportunidades que a partir del primero de enero nos ofrecen unilateralmente. Esas ventajas se consolidan y permitirán a muchos empresarios planificar con una visión de corto, mediano y largo plazo. Los TLC per sé no son ni la salvación, no son la panacea, pero tampoco la tragedia. Dependen de la manera como se negocian y la implementación.

¿Haber sido jefe de la misión de Colombia en la Unión Europea le da ventajas frente a los otros precandidatos del movimiento?
La experiencia internacional me da una amplia ventaja frente a los doctores Santos y Zuluaga. Porque tengo experiencia en Asia, Europa, el hemisferio, el mundo nórdico, la Unión Europea, y para ser un buen presidente hay que tener buen conocimiento del tema internacional, porque no hay un solo tema nacional de importancia que no sea a la vez un gran tema internacional.

¿Cómo convencer a gremios como el lechero o el ganadero de que los TLC no los perjudican?
Trabajando con ellos. No hay duda de que cuando se firman acuerdos, hay gremios que deben afrontar retos mayores. El ganadero es uno. Ahí es donde entra en juego el diálogo permanente del Gobierno y la expedición de medidas que contribuyan a que la situación mejore para que sean productivos y competitivos.

¿Haría cambios en los TLC?
Si es necesario hacer cambios y plantear reformas, las haré sin ningún inconveniente. Todos los acuerdos de libre comercio contienen cláusulas a las que se pueden acudir para hacer ajustes. Todo depende de la evolución de los acontecimientos. Pero lo que no podemos dejar de hacer es insertarnos en el mundo de hoy. Colombia no puede ser una isla. No es una nación que pueda pensar en un futuro mejor de manera aislada. De eso depende la posibilidad de que dupliquemos el tamaño de la economía, que la tasa de inversión sea del 25% y que nuestro empleo sea mejor.

¿Cuáles reformas haría?
Esperemos por los efectos para tomar determinaciones. Todavía no se sienten con claridad. Naciones como la nuestra, que suscribieron acuerdos de libre comercio, registran hoy resultados positivos en exportación, importación para sus sectores productivos, multiplicación de las empresas exportadores y ampliación de la canasta exportadora.

¿Privatizaría Ecopetrol?
No creo que sea la panacea ni la tragedia, como los tratados de libre comercio. Hay que analizar si venta de partes de Ecopetrol podría ser útil para utilizar esos recursos en el mejoramiento de la infraestructura, porque estamos frente a una necesidad tremenda en materia de mejoramiento.

¿Vendería Isagen?
No es bueno vender un activo productivo que ha sido rentable para el país. Tenemos que hacer un mejor esfuerzo para que Colombia tenga una mejor infraestructura, pero no se puede perder el control de este activo.

¿La Reforma a la Salud es eso o un favor político?
Esto que está pasando me parece una barbaridad. No creo que sea el clima para presionar la aprobación de una supuesta reforma al sistema de salud que no garantiza que se conserven los avances logrados, no corrige los errores y crea un ente burocrático ineficiente y clientelista que puede dar más lugar a corrupción.

¿Usted está en condiciones, sin compromisos ni deuda por favores, de ajustarle los pantalones a las EPS?
Estaría en disposición de sentarme a conversar y concertar un nuevo sistema con todos los actores. Con las EPS hay que mirar la intermediación, cuyo gran problema es la captación de recursos en forma directa, porque genera incentivos negativos.

En una entrevista con LR, el expresidente de la Andi, Fabio Echeverri, aseguró que este gremio ya no hace contrapeso al Gobierno…
Cuando sea presidente, lo que haré es contribuir al fortalecimiento de la institucionalidad tanto pública como privada. Es importante que haya gremios representativos, con capacidad crítica, propositiva y de respuesta. Lo peor que le puede pasar a Colombia es que los gremios, interlocutores legítimos, se debiliten. Los gremios entre más críticos son mejores.