Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José David Castilla miércoles, 24 de abril de 2019

El hecho ocurrió en uno de los territorios enfocados en la reintegración social de la base guerrillera

El homicidio de Dimar Torres, excombatiente de las Farc, ha generado mucha polémica en el Ministerio de Defensa. Las versiones encontradas de las autoridades se han ido despejando con el paso del tiempo. Según un último informe del Ministerio, el desmovilizado murió por el impacto de una munición militar. Por su parte, el miembro de la Fuerza Pública involucrado dijo que le intentaron quitar su arma y que tuvo que actuar en defensa propia.

Los hechos ocurrieron en la vereda Campo Alegre, ubicada en el municipio de Convención en Norte de Santander. En diálogo con la emisora Blu Radio, el ministro Guillermo Botero explicó los detalles que se conocen de los hechos.

Según han reseñado varios medios de comunicación, el homicidio ocurrió luego de que un cabo encargado de la protección de un oleoducto forcejeara con el desmovilizado. Ante esta situación, el militar disparó y le arrebató la vida al exguerrillero. El ministro dijo que “en la refriega, se disparó el fusil, esta persona quedó herida y posteriormente falleció”.

Botero también dio a conocer que hubo intentos por parte de algunas personas de ocultar el cuerpo y alterar la escena del homicidio.

Carlos Lozada, senador del Partido Farc, le exigió al Gobierno que preste todas las garantías necesarias para resguardar la vida de los desmovilizados y que cumpla con sus obligaciones adquiridas en el tratado de paz con la antigua guerrilla.

Ahora será la Fiscalía la encargada de realizar las investigaciones pertinentes para ver el grado de culpabilidad del cabo en esta acción que ha generado polémica en varios miembros de la oposición.

 

 

 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.