Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa martes, 11 de abril de 2017

El centro comercial fue evacuado en un 90% una vez se conoció la situación en la Plazoleta Italia, en el segundo piso, muy cerca de la tienda de Falabella, donde se le vio al sujeto con la mujer, quien laboraba en la óptica GMO. Las personas que no fueron evacuadas se encontraban en los cinemas o eran trabajadores del centro comercial.

La información suministrada por el Centro Comercial, a través de su oficina de prensa, dio cuenta que la presencia del hombre armado con su rehén obligó a activar todos los protocolos de seguridad y la evacuación del recinto, con el apoyo de la Policía, el Gaula y el grupo especializado Goes.

Durante los hechos, en diálogo con Blu Radio, Liliana Rodríguez, hermana de la víctima, relató: "La expareja la tiene como rehén, por favor ayúdenos, yo llegué a recogerla del trabajo en la óptica GMO y me llevaron a la enfermería porque también me amenazó, me aislaron por la situación. Ellos se habían separado hace un mes, él se llama Julio Alberto Reyes y ya habíamos denunciado ante la Policía".

Sobre las 10:30 de la noche, Carlos García, jefe operativo de un grupo de la Defensa Civil Verbenal, confirmó que “Una persona tenía de rehén a una mujer, quien falleció y el hombre fue herido con dos impactos de bala, uno en la cabeza y otro en el abdomen, el hombre fue trasladado a la Clínica Cardioinfantil”.

Minutos después, Hoover Penilla, comandante de la Policía de Bogotá, relató: “El reporte que podemos dar es que se presentó una situación, sobre las 19:00 donde ingresa un hombre a uno de los establecimientos a requerir a su expareja que labora allí, parece ser algo que venía de tiempo atrás, dentro de las que presentaban algún tipo de inconvenientes, esta persona ingresa y agrede con arma de fuego al interior del establecimiento y procede a tomarla como rehén”.

Penilla agregó: “En ese momento se da aviso a las autoridades, que llegan en cuestión de minutos, pero la persona no accede a la negociación con los uniformados, por lo tanto se agotan los protocolos de negociación durante dos horas y media, pues teníamos como imperativo prestarle atención médica a la persona que había sido herida en un comienzo y por eso al concluir los protocolos de negociación se toma la decisión de intervenir, y la persona agresora está en un centro asistencial y lamentablemente la mujer ya había fallecido momentos antes”.

El agresor, Julio Alberto Reyes, según Perilla “presenta antecedentes por homicidio, por unos hechos ocurridos en 2006, sobre los cuales pagó unos meses de condena, pero por situaciones médicas de perturbación mental fue argumentado y dejado en libertad”.

“Creemos que tenían un hijo y en el proceso de negociación teníamos dudas si la mujer continuaba con vida y el hombre solicitaba ser atendido por línea telefónica por familiares, lo cual se le facilitó en determinado momento, pero después se agotaron los recursos. Nos enteramos que se tenía una medida de protección en la residencia de la víctima, pero el hecho se dio en el lugar de trabajo, porque la persona agresora llegó de otra ciudad”, concluyó Penilla, quien contó con un equipo de negociación de 12 personas.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.