Expansión Martes, 28 de julio de 2015

El organismo consideró que las prácticas de estas empresas son propias de un cártel y dio por probada una infracción consistente en el “intercambio sistemático de información confidencial comercialmente sensible que cubría la práctica totalidad de las actividades realizadas”.

Además, explicó que las prácticas anticompetitivas acreditadas se realizaron en tres áreas diferenciadas: gestión empresarial, postventa y marketing. Por otro lado, la Cnmc informó de que el Grupo Volkswagen quedó eximido de la multa por facilitar información al organismo. La sanción total de la que se libraron las empresas del fabricante alemán (Seat, Audi y Porsche) asciende a US$43 millones.

La cuota de mercado conjunta de las marcas que han participado en las prácticas supone 91% de la distribución de automóviles e incluye a casi todas las marcas generalistas y alguna de las ‘premium’.

Entre las empresas con mayores sanciones registradas figuran General Motors (US$25,2 millones), Ford (US$22,3 millones), Renault (US$20,1 millones), Peugeot (US$17,3 millones), Citröen (US$16,3 millones) y BMW (US$8,8 millones).

Mercado español, en la mira
La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) salió al paso de la multa y señaló que el mercado español “es uno de los más competitivos de Europa”.

La organización explicó que en España existen más de 50 marcas, con una oferta de entre 11 y 14 modelos por firma, y ha resaltado que ninguna compañía alcanza una cuota superior al 10%.

En este sentido, dijo que existen 10 marcas con una penetración comercial de entre  4% y 10%, mientras que las 10 primeras posiciones del mercado no copan 70% de las ventas totales, cifra que en otros países alcanza el 75%.