Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Mateo Jaramillo - mjaramillo@larepublica.com.co viernes, 20 de septiembre de 2013

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) negó en primera instancia la solicitud de registro de la marca Acticol de la empresa de chocolates Nestlé por la similitud con la expresión Activcool de Johnson & Johnson. Los apoderados ya presentaron el recurso de apelación.

En junio de 2012 la empresa suiza Société des Produits Nestlé SA solicitó el registro de la marca Acticol para productos comprendidos en la clase 5 de la Clasificación Internacional de Niza.

Si bien no se presentaron otras compañías que se opusieran al registro, la SIC realizó el examen de registrabilidad como lo dicta la Decisión 486 de la Comunidad Andina. Al realizar el análisis, la autoridad local encontró el registro de la marca Activcool de la firma estadounidense Johnson & Johnson que se enmarca en la misma clase de la nomenclatura internacional.

Lo primero que hay que aclarar es que la empresa europea solicita el registro de una marca mixta, expresión alfabética y gráfica; en cambio, el signo previamente solicitado es únicamente nominativo.

En estos casos, la Superintendencia primero realiza un cotejo sobre los elementos gráficos. Una vez cotejados, si la oficina nacional considera que no es suficiente para diferencia una marca de otra, se comparan los elementos nominativos.

La primera apreciación de la SIC es que la marca europea, al analizar los signos en conjunto, reproduce parcialmente la estructura gramatical de la marca previamente registrada y se presenta una coincidencia fonética, lo que genera una confusión entre los consumidores.

Además, dice la SIC, por pertenecer a la misma clase, según el concepto de conexividad marcaria, “se establece que el signo solicitado pretende identificar productos que no solo pertenecen a la misma clase, sino que también se identifican plenamente por los mismo”.

Por esta razón, en noviembre de 2012 la Dirección de Signos Distintivos resuelve negar la solicitud del registro marcario a la empresa suiza.

En diciembre del mismo año, los apoderados de la firma de chocolates presentaron la apelación a la decisión de la Superintendencia y pidieron la concesión de la marca.

La diferencia de productos
En el escrito, el bufete prietocarrizosa argumenta que “es claro para toda la comunidad y el público consumidor que un producto de tratamiento para las condiciones de la piel y el cabello tiene una finalidad concreta y específica. Así mismo, los productos relacionados por la marca solicitada están relacionados con la nutrición y alimentación de niños, bebés y madres lactantes por eso no podrían usarse de forma conjunta o complementaria con cualquier otro producto farmacéutico”.

La abogada experta en propiedad industrial, Laura Rojas, explica el concepto de especialidad con el cual podrían los representantes de Nestlé aclarar que no existe riesgo de confusión por pertenecer a la misma clasificación de Niza.

“El principio de la especialidad de las marcas hace que pueden coexistir productos con expresiones iguales para diferentes mercados. La Superintendencia siempre ha sido clara. Si el sector es diferente no hay posibilidad de confusión por parte de los consumidores. El ejemplo más conocido es el de la expresión corona: que distingue chocolates, cervezas o vajillas, y no por eso los consumidores se confunden cuando piden un producto”, indica Rojas.

De igual manera, los apoderados de la compañía suiza explican que no solo no puede haber confusión por la conexividad de productos sino que “además de ser fonéticamente diferente a la marca registrada Activcool, está conformado por elementos gráficos adicionales”.

La respuesta de la Superintendencia debe estar próxima a conocerse para aclarar el panorama de la empresa europea y sus productos Acticol.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.