Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa jueves, 19 de septiembre de 2013

En un comunicado conjunto, las comisiones negociadoras del Gobierno y de las Farc anunciaron que dan por terminado el decimocuarto ciclo de conversaciones en la Habana, Cuba.

Aunque no dijeron si con esto termina la discusión sobre el segundo punto de la agenda, que habla sobre la participación política, sí anunciaron que ya han llegado a algunos acuerdos y que por lo tanto la negociación de paz sigue avanzando.

Las comisiones invitan a los ciudadanos y organizaciones sociales a participar en el foro sobre la solución al problema de las drogas ilícitas, organizado por las Naciones Unidas y el Centro de Pensamiento y Seguimiento al Proceso de Paz de la Universidad Nacional.

Éste se realizará en Bogotá los días 24, 25 y 26 de septiembre y en San José del Guaviare los días 1, 2 y 3 de octubre.

Gobierno quiere celeridad
Por su parte, el jefe negociador del Gobierno en la mesa de paz, Humberto De la Calle Lombana admitió que, 11 meses después de la instalación de los diálogos en Oslo, Noruega, a las conversaciones “les hace falta eficacia”.

De la Calle agregó que durante el próximo ciclo de conversaciones “espera avanzar de manera efectiva en la construcción de acuerdos” y advirtió que “la paciencia de los colombianos no es indefinida”.

El negociador también expresó su disgusto por las constantes declaraciones de las Farc en torno al acontecer político nacional. “Una cosa es el esfuerzo de las Farc para ampliar y difundir su agenda política y otra es el exceso de retórica”.

De la Calle concluyó que “la tarea que tenemos aquí es la de pactar el fin del conflicto, no la de comentar todos los sucesos del acontecer diario”.

Críticas al marco jurídico
Una vez más, la guerrilla de las Farc expresó su rechazo hacia el Marco Jurídico para la Paz, calificándolo como algo que les es impuesto y como “un enorme estorbo” para la paz.

Las Farc reiteran que ese marco local propone un sometimiento por parte de ellas a la justicia y no se muestra como un acuerdo entre dos partes iguales.

Para ellos, este conjunto de leyes pretende pasar por alto la responsabilidad del Estado en el conflicto “construyendo un nicho de impunidad para el responsable mayor de la confrontación, que por acción u omisión, siempre resulta ser el Estado”.

También critican que el Gobierno siga impulsando ante el Congreso lo que llaman “la iniciativa unilateral del referendo” como forma de ratificar los acuerdos que se alcancen al final de la negociación.

Las Farc concluyen su comunicado pidiendo al Gobierno que retome el respeto a la bilateralidad que se había acordado al inicio del proceso de paz.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.