Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Mateo Jaramillo - mjaramillo@larepublica.com.co sábado, 16 de noviembre de 2013

Luego de dos años de estudios técnicos y financieros para implementar del modelo de autenticación biométrica con huella dactilar en el sector notarial, la Unión Colegiada del Notariado Colombiano, Certicámara S.A., filial de la Cámara de Comercio de Bogotá, y la empresa francesa id3 Colombia firmaron el convenio que impulsará la modernización de las notarías del país y permitirá mitigar el fraude y la suplantación de identidad.

La inversión que demandará el proyecto es cercana a los US$12 millones de dólares en recursos de hardware, software y conectividad proporcionados por Certicámara y la compañía francesa.

Según el gerente de Certicámara, Erick Rincón, la llegada de esta tecnología permitirá el desarrollo de proyectos y agilizará los tramites ante las entidades del país.

“Este es un momento histórico para el país, la identificación biométrica mitigará por completo la suplantación de identidad y la falsedad de identificación en los trámites notariales”, aseguró Rincón.

El sistema permite que las huellas de las personas que realicen trámites notariales sean cotejadas contra la base de datos biográfica y biométrica de la Registraduría, el banco de información más grande del país.

Una de las entidades que viene trabajando e implementando esta tecnología es la Registraduría que tiene en su página de Internet la descripción de la identificación biométrica.

La identificación biométrica, según la Registraduría, es una tecnología de seguridad que mide e identifica alguna característica morfológica que diferencian a una persona del resto de seres humanos.

El procedimiento de autenticación biométrica a partir de la huella dactilar, que permite a los notarios identificar a una persona que realiza trámites en esa entidad, en un tiempo entre 9 y 45 milisegundos.

La demostración fue realizada por el registrador Nacional, Carlos Ariel Sánchez, en el marco del III Congreso Nacional del Notariado Colombiano que se realizó en la isla de San Andrés el pasado mes de septiembre.

En esa oportunidad, el registrador se auténtico biométricamente y confrontó la información de sus huellas dactilares con la base de datos de la entidad que dirige.

Durante el evento Ariel Sánchez resaltó que “la identificación de una persona no se da por un documento de identidad, sino en la biometría, la huella dactilar”.

Sobre el voto electrónico, el Gobierno Nacional ya empezó hacer los primeros anuncios en el sentido en que las elecciones del año entrante definitivamente no se realizarán con voto electrónico, como quedó establecido en la ley 1475 de 2011.

Aunque la Registraduría viene avanzando en el tema a través de la Comisión para el voto electrónico y mediante la implementación del sistema de identificación biométrica en elecciones atípicas, el país aún está lejos de tener procesos electorales con este sistema a nivel nacional.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.