Gerson Beltrán Franco - gbeltran@larepublica.com.co Jueves, 22 de diciembre de 2016

Así lo confirmó  Camilo Enciso, secretario de la Transparencia de la Presidencia al afirmar que “La Fiscalía General de la Nación ya está investigando y cuando se determine la realización de delitos, el Gobierno colombiano tomará medidas drásticas para expulsar a Odebrecht del mercado colombiano”.

Esta compañía, que ha estado en el país desde 1992, actualmente es la encargada de la construcción de  510 de los 800 kilómetros que tiene  Ruta del Sol Sector 2,  es decir, desde Puerto Salgar (Cundinamarca)  a San Roque (Cesar). En este que es considerado uno de los proyectos más importantes del país  hay comprometidos $3,5 billones. En dicha obra también participan los integrantes del Consorcio Consol,  Episol de Corficolombiana y CSS Constructores.

El otro proyecto en el que está participando Odebrecht es en la recuperación 908 kilómetros de navegavilidad en el río Magdalena, a través del consorcio Navelena. Allí tiene una participación de 87%, mientras que el restante (13%) está bajo el control de Valorcon.

Cabe recordar que el pasado viernes este proyecto había visto su norte, luego de suscribir un crédito con el banco Sumitomo de Japón, por un valor de US$250 millones. 

Las obras de este proyecto iniciarían en febrero. Sin embargo, las autoridades son escépticas de lo que pueda suceder pues no se sabe que decisión tome el banco asiático tras la noticia del escándalo.  

De hecho, ayer la Fiscalía General de la Nación  intervino las oficinas de la Cormagdalena para realizar las pesquisas pertinentes del caso.

Finalmente, otra obra en la que participa Odebrechet es la Transversal Boyacá Fase II junto con el consorcio  Conpros. Este proyecto busca mejorar  la vía Otanche y Puerto Boyacá (Boyacá). 

La mala fortuna de esta compañía de capital brasileño, inició a causa de las investigaciones judiciales del presidente ejecutivo, Marcelo Odebrecht, quien  desde el año pasado está acusado de pagar sobornos cercanos a los US$30 millones a funcionarios de Petrobras, para salir beneficiado en proyectos y licitaciones en ese país. 

Frente a las supuestas coimas pagadas en Colombia,  el director de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Felipe Andrade indicó que   “solose sabe que hubo un acto de corrupción porque lo admitieron ante la justicia americana, pero no se sabe exactamente en qué”. 

Según explicó el funcionario, el reporte que salió del Departamento de Justicia de Estados Unidos solo da dos informaciones: primero, que hubo un soborno de US$6,5 millones a un servidor público entre 2009 y 2010, pero no dicen de qué contrato. “Para esa época en la Nación, se le adjudicó Ruta del Sol II. Pero ellos tenían otros contratos a nivel regional, por ejemplo estaba el recolector de agua en Bogotá entre Tunjuelo y Canoas, no se sabe a ciencia cierta a qué contrato fue”, dijo Andrade.

Lo segundo de lo que habla en el documento es que hicieron pagos hasta 2014. Por lo que quedaría explicar a quién se le entregaron los US$4 millones  restantes. 

Entre tanto, Camilo Enciso, secretario de Transparencia de la Presidencia, aseguró que se solicitó al gobierno de Estados Unidos que entreguen el nombre de los responsables del procedimiento ilegal en Colombia. 

Enciso resaltó que  esa información ya se había solicitado al gobierno brasileño desde mediados de este año, sin embargo, nunca recibieron respuesta alguna.  Además, manifestó que este caso se hizo un llamado a la Fiscalía General de la Nación para que se activen los tratados de entendimiento para tener la información lo más pronto posible. 

Andrade explicó que en caso de comprobar casos de corrupción en los contratos celebrados con la Nación, la Ley 80 establece que si hay “desvío de poder” (elección a dedo) en el momento de hacer la contratación, esta se considera nula y se procede a terminar el contrato. 

“Si ocurrió eso en uno de estos eventos, procedemos a liquidar el contrato y hacer una nueva licitación como ocurrió con el Túnel de la Línea. Eso generaría un retraso de un año nuevo mientras se obtienen  aprobaciones, se hace la licitación y se reinician obras”, reveló el director de la ANI. 

Ana María Moncada, experta  en Derecho Público, indicó que pese a existir investigaciones desde hace varios meses en otros países contra Odebrecht, era difícil impedir su participación en obras licitadas en Colombia, pues la Ley 1770 de 2016 de anticorrupción no les era aplicable. 

Las opiniones

Luis Fernando Andrade
Director de la Agencia Nacional de Infraestructura 
“Se sabe que hubo un acto de corrupción porque lo admitieron ante la justicia americana, pero no se sabe exactamente en qué. El reporte que salió solo da dos informaciones”.

Camilo Enciso
Secretario de Transparencia de la Presidencia
“Solicitamos al gobierno estadounidense que nos ayude con el trámite de la información. Apenas se conozca la responsabilidad se tomarán las medidas para expulsar la firma del mercado colombiano”.