Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ana Bedoya Jimenez lunes, 29 de octubre de 2012

El contundente desacuerdo del ex presidente Alvaro Uribe Vélez al proceso de paz entre el Gobierno y las Farc, podría tener una incidencia positiva en la mesa de diálogo.

Así lo explicó Camilo Fajardo, profesor de Ciencia Política del Politécnico Grancolombiano, quien agregó que las Farc deben pensar que esta es la oportunidad de llegar a un consenso porque si Uribe llegara nuevamente al poder seguirá con su política de seguridad democrática.

“No considero que esta disputa incida negativamente en los diálogos, por el contrario, podría ser positivo ya que las Farc deben pensar que lo que se está jugando es el futuro del Uribismo y si se logra un acuerdo, el Partido de la U se quedaría sin su base ideológica”, dijo.

Los partidos también creen que estas diferencias no tendrían grandes repercusiones en el proceso de paz ya que aunque desde hace meses Uribe había mostrado su descontento, el proceso ha seguido su cauce normal.

De esta manera, el director del Partido Liberal, Simón Gaviria, aseguró que pese a las diferencias entre Uribe y Santos, el proceso ha seguido avanzando con normalidad.

“El distanciamiento entre el presidente de la República Juan Manuel Santos y el ex presidente Uribe no es nuevo. Además, lo de ayer era más que previsible. No hay un elemento novedoso o sorpresivo. Pese a esas diferencias que viene de hace meses, el proceso de paz ha ido avanzado. Luego está más que demostrado que el proceso está blindado frente a descontentos personales”.

Por su parte, el senador del Polo Democrático, Iván Cepeda explicó que esta confrontación corresponde a dos enfoques, por un lado el tema de la paz en Colombia y por otro a ´rasquiñas´ burocráticas.

“El ex presidente Uribe está empeñado en buscar el fracaso de este proceso y no está ahorrando ninguna clase de esfuerzos para que éste sea atacado y delimitado al máximo, así que por supuesto hay una intención dañina”, agregó Cepeda.

Durante la asamblea, el ex presidente Uribe aseguró que el Ejecutivo tiene más interés en negociar con los terroristas que trabajar por la seguridad del país. “Mientras la noticia internacional es el diálogo, los ciudadanos sufren por la inseguridad (…) Me duele que el diálogo actual con la comunidad sea más mediático que efectivo, hoy tiene más peso el diálogo con los terroristas que con los ciudadanos respetuosos de la ley”, afirmó el ex mandatario.

Al respecto, Cepeda aseguró que el discurso de Uribe evidencia una gran desepción por no recibir la porción del poder que quiere, “Se muestra una sed insaciable de busqueda de su tercer periodo”, enfatizó.

De otro lado, el presidente Juan Manuel Santos respondió a las críticas que ha recibido por los acercamientos de su gobierno con las Farc. El Jefe de Estado dijo que no entiende la razón por la cual miembros de la administración anterior reprochan los diálogos de paz, si ellos hicieron lo mismo durante cinco años en Cuba y en Caracas con el ELN. “Ahora cómo es que dicen que vamos a negociar con el terrorismo”, se preguntó el Mandatario durante la Asamblea Nacional del partido de la U, luego de escuchar al expresidente Álvaro Uribe Vélez arremeter en contra de los acercamientos del Gobierno con las Farc.

Santos fue más allá cuando aseguró que el actual negociador del Gobierno para los diálogos, el ex comisionado para la Paz, Frank Pearl, quien asistió a la Asamblea, fue testigo de que “el Gobierno anterior hizo lo imposible para iniciar este diálogo.

Sobre el futuro de la dirección de la U, el senador Plinio Olano aseguró que hoy habrá una reunión para definir el el reemplazo de Juan Lozano como nuevo presidente de la colectividad.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.