Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El Colombiano miércoles, 1 de marzo de 2017

Ecopetrol informó que los ataques ocurrieron en las veredas Villanueva (Teorama) y El Rosal (El Tarra), y dejaron cráteres en el derecho de vía aunque no hubo rotura del ducto.
El bombeo, sin embargo, continúa suspendido desde el pasado 15 de febrero, como consecuencia de otros atentados.

Contando estos dos ataques, ya son 17 los atentados los que ha sufrido el oleoducto Caño Limón - Coveñas en lo que va del año.

“Ecopetrol rechaza enfáticamente estas acciones ilícitas que ponen en riesgo la integridad de las personas, afectan gravemente el medio ambiente, impiden el bienestar de las comunidades y el normal desarrollo de las actividades petroleras”, señaló la compañía en un comunicado.

El atentado que obligó a suspender la circulación de hidrocarburos ocurrió en el caserío de El Lorito, municipio de El Carmen, Norte de Santander, el pasado miércoles 15 de febrero.

El daño fue tan grave que se produjo la rotura en el sistema y el derrame afectó suelos y cuerpos de agua, como el río Catatumbo a la altura del caserío Vega Larga.

En 2016, ese mismo oleoducto fue blanco de 43 atentados, además de las válvulas ilícitas que se identificaron en los departamentos de Norte de Santander, Boyacá y César.

((Lea:Ecopetrol activa plan de contingencia por atentado en oleoducto Caño Limón))

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.