Colprensa Miércoles, 17 de diciembre de 2014

El director nacional del Sistema Penal Acusatorio y de Articulación en Materia Penal, Camilo Burbano, explicó que Bogotá es la ciudad en la que más se han presentado aplazamientos de diligencias.

“Estas audiencias están relacionadas con temas de juicios de responsabilidad penal, imputaciones, medidas de aseguramiento, solicitudes probatorias, entre otras”, hecho que ha generado un gran retraso en el sistema, que no podrá ser superado si no se levanta el paro”, puntualizó.

Otros de los departamentos que se han visto afectados por el aplazamiento de las audiencias son Bolívar (1.624), Meta (1.558 ), Nariño (803), Caquetá (790) y Boyacá (520).

Ovidio Claros, presidente del Consejo Superior de la Judicatura, aseguró a Colprensa que son respetuosos de las bases sindicales y los sindicatos, lo mismo que de sus directivos y todos los empleados de la rama judicial tengan a bien tener como petición, pero hay que tener claro que la justicia es un servicio público esencial.

En este sentido, manifestó que “no podemos darnos el lujo de estar en unas huelgas y más si son prolongadas, como es lo que viene ocurriendo y fuera de eso empatando con unas vacaciones, lo cual es un impacto negativo muy grande contra la justicia”.

De otro lado, la Fiscalía General informó que 1.265 funcionarios que decidieron entrar en cese de actividades no recibieron salario.

De dicho número de funcionarios, a 973 no se les pagó dinero alguno, mientras que 292 recibieron pagos parciales, porque laboraron algunos días antes de entrar en cese de actividades.

La Fiscalía General de la Nación cuenta con 22.352 funcionarios y las Seccionales que entraron en paro son Antioquia, Atlántico, Bogotá, Boyacá, Cauca, César, Córdoba, Cundimamarca, Magdalena, Sucre y Nivel Central.

De acuerdo con lo anterior, Burbano explicó que se mantiene la decisión del Fiscal de no reconocer los pagos por los tiempos en que los trabajadores han permanecido en cesación de actividades laborales, y señaló que se mantendrá hasta cuando sea levantado el paro, hecho que se espera ocurra pronto.