Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Cristian Acosta Argote - cacosta@larepublica.com.co martes, 16 de febrero de 2021

Así lo anunció el abogado Julián Quintana, quien representa al exgerente de EPM, Álvaro Rendón, y emitió un comunicado sobre el caso

Tras la salida de Álvaro Guillermo Rendón como gerente de EPM han surgido polémicas y nuevos detalles sobre la gestión del exdirectivo de la empresa. Varios de esos señalamientos, que se han registrado en su mayoría en redes sociales o en declaraciones a medios, han venido del alcalde de Medellín, Daniel Quintero, quien deberá enfrentar un proceso legal si no se retracta de lo que ha dicho en diferentes oportunidades.

Así lo anunció el abogado Julián Quintana, quien representa al exgerente de EPM, Álvaro Rendón, y emitió un comunicado sobre el caso.

Quintana hizo una solicitud de retractación (ver documento adjunto) por parte del alcalde de Medellín, con la cual se busca que el mandatario pida “disculpas públicas ante los medios de comunicación, por los señalamientos injuriosos y calumniosos” contra el exgerente de EPM.

El abogado explicó a Asuntos Legales que la campaña de desprestigio contra Rendón empezó cuando el exdirectivo se negó a cumplir ciertas peticiones del alcalde de Medellín. “Las presiones de Quintero venían desde 2020, las cuales buscaban que mi defendido dejase el cargo. Uno de los intereses por parte del Alcalde fue el nombramiento de personas para ocupar cargos en la empresa”.
La solicitud anunciada por el abogado enumeró una serie de peticiones al alcalde Quintero, entre las cuales están una rectificación en video y por escrito “de todos los comentarios falsos, señalamientos mentirosos, afirmaciones distorsionadas e insinuaciones mal intencionadas”.

También se pidió que el mandatario retire de sus redes sociales personales y de la Alcaldía de Medellín, todas las publicaciones que Rendón calificó como afectaciones a su persona o lo que atente en el futuro contra el “buen nombre, la honra, presunción de inocencia y debido proceso de nuestro prohijado”. El abogado añadió que el alcalde deberá pedir disculpas públicas a Rendón por lo denunciado.

En el documento, se explica que el mandatario afirmó que Álvaro Rendón benefició a la empresa Camargo Correa tras manejar de forma inadecuada la firma del Acta de Modificación Bilateral número 39. Al respecto, Quintana dijo que la denuncia se trata de una “mentira” porque la empresa Camargo Correa solicitó una reorganización en 2018, cuando, según el abogado, Rendón todavía no ejercía funciones como directivo de EPM.

Otra de las denuncias hechas por el defensor legal fue que la supuesta mala gestión de Rendón, de la que Quintero ha hecho tanto hincapié a través de redes sociales, no corresponde con la investigación, pues se ha determinado (tras escuchar conversaciones con los gerentes y otros directivos relacionados con EPM) que las acciones de Rendón como directivo han sido motivo de felicitación al momento de destacar su trabajo.

Así mismo, se destacó en el documento que Quintero afirmó que Rendón fue “descuidado y lesivo con los recursos públicos por poner en riesgo la posición litigiosa de público conocimiento que en este momento tiene la EPM con el consorcio CCC Ituango”.

Sobre este último punto, el abogado dijo que la evaluación de desempeño hecha a Rendón, considerada por la defensa como violatoria al debido proceso, tuvo falta de ecuanimidad porque no se le permitió al exdirectivo el derecho de contradicción y tampoco la interposición de recursos.
Referente al desempeño del directivo como persona a cargo de EPM, el defensor aludió que Quintero ha incurrido en varias contradicciones, lo cual, según el abogado, pone en tela de juicio sus declaraciones.

En la solicitud se esclarece este punto cuando se afirma que el mandatario había reconocido en otras oportunidades que la gestión de Rendón había sido positiva; no obstante, posteriormente se afirma que su desempeño fue bajo y como consecuencia se declaró como insubsistente.

“El Alcalde de Medellín buscaba una justificación para sacar a un gerente que le era molesto porque no cumplía sus directrices, que, además, iban en contra del Gobierno Corporativo. Estas acciones afectaron a Álvaro Rendón a nivel personal, porque se estaba manchando su buen nombre, así como hubo una incidencia directa en los intereses de la empresa cuando él asumía su cargo directivo. La reputación de Álvaro Rendón está en entredicho por las declaraciones del alcalde”.

Los pasos que siguen

El abogado puntualizó que la estrategia de la rectificación, como primera medida, consiste en enviarla a su destinatario Daniel Quintero. “Si el mandatario a cargo de Medellín no accede a la solicitud se interpondrá una acción de tutela”, según dijo el defensor de los intereses de Álvaro Redón, además de denuncias penales y quejas ante la Procuraduría.

“Contamos con todas las pruebas, como audios que hizo el doctor Álvaro Rendón con el Alcalde que demuestran un discurso contrario al que el mandatario está exhibiendo en los medio de comunicación”, afirmó el abogado. Finalmente, las pruebas también constan de documentos y testimonios con el que se desarrollará el proceso.

LOS CONTRASTES

  • Andrés BohórquezAbogado litigante

    “Esta solicitud de retractación al adelantarse ante una autoridad pública debe entenderse como un derecho de petición. Quintero tiene un plazo de 15 días hábiles para responder antes de tomar medidas”.

El fin de la solicitud, según el abogado Quintana, es limpiar el buen nombre y las afectaciones generadas por Quintero, las cuales, según el documento, han sido representadas a través una declaratoria de insubsistencia del cargo de gerente general de Empresas Públicas Medellín ante diferentes medios de comunicación.

Documentos adjuntos

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.