Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ana María Bedoya Jiménez - amabe2010@larepublica.com.co viernes, 15 de febrero de 2013

El Ministerio Público abrió pliego de cargos contra Juan Manuel Ospina, ex director del Incoder por posesionar a una funcionaria sin el lleno de los requisitos legales. Al parecer, Ospina modificó las condiciones para hacer un nombramiento en la entidad.

Según la Procuraduría, supuestamente incurrió en una falta grave al agregar la profesión de ciencias políticas como requisito para acceder a uno de los cargos directivos del Incoder. 
 
Según el órgano de control, cuando era director del Instituto presuntamente habría cambiado los requisitos para que Paola Jimena Hernández Villalba, ex socia suya, pudiera ingresar al cargo técnico sin la preparación necesaria para el puesto, con lo que habría incurrido en una falta grave. 
 
“El señor Ospina Restrepo, 15 días después de ser nombrado gerente general, modificó el Manual Específico de Funciones y Competencias Laborales, aparentemente con el fin de realizar la adición de profesiones que permiten acceder al cargo de subgerente de entidad descentralizada grado 24 área de Promoción y Seguimiento de Asuntos Étnicos, e incluye entre ellas acreditar el título de profesional en ciencias políticas y nombra inmediatamente a su socia comercial como Subgerente General de la entidad descentralizada, de la subgerencia de seguimiento y asuntos étnicos del Incoder”, indico el pliego de cargos. 
 
Para el Ministerio Público, “con este proceder, presuntamente se evidencia que el gerente pudo tener un interés particular y directo de beneficiar a su socia de derecho de la empresa Contextos Públicos Ltda., atentando contra los principios de imparcialidad, moralidad y transparencia que rigen la función pública”. 
 
Tras permanecer un año al frente de la Institución, Juan Manuel Ospina, presentó su renuncia argumentando motivos personales. 
 
Ospina nació en Medellín, tuvo una aparición fugaz en el escenario político electoral. 
 
Llegó al senado para el periodo 1998-2002 dentro del movimiento Popular de Fabio Valencia Cossio y como segundo renglón de éste, quien ya había ensayado una fórmula similar en 1994 con Juan Camilo Restrepo como su segundo renglón. Esa, y su fallido intento de reelegirse en 2002 con el aval de Sí Colombia y acompañando la candidatura presidencial de Noemí Sanín fueron sus intentos por ser elegido mediante voto popular. 
 
No obstante, ha sido asesor presidencial para el montaje del Plan Nacional de Rehabilitación, subgerente cultural del Banco de la República, secretario general del Ministerio de Agricultura en 1982, consejero de Belisario Betancur en la presidencia, director ejecutivo de la Corporación Resurgir y director de la fundación La Previsora entre 1988 y 1990 y director de Colcultura de César Gaviria entre 1990 y 1991. En pocas palabras, tuvo participación en las entidades más importantes del Estado.
 
Ahora, Ospina tendrá que enfrentar un proceso en la Procuraduría por conflicto de intereses. 
 
Antecedentes
 
El caso inició cuando José Joaquín Fonseca a nombre de la Veeduría ciudadana, presentó un escrito de acusación contra Ospina por nombrar a Hernández Villalba como subgerente de Promoción del Incoder. 
 
De esta forma, señaló que existe un posible conflicto de intereses porque Hernández es socia de Ospina en la empresa Contextos Públicos Ltda., de está forma presentó el registro de Cámara y Comercio que lo certifica. 
 
Posteriormente, el Ministerio Público, por auto del 20 de Septiembre de 2011, dispuso adelantar indagación preliminar y el 2 de marzo del mismo año, ordenó abrir investigación disciplinaria contra los funcionarios. 
 
Al revisar los documentos que presentó Paola Hernández para acceder al cargo, la Procuraduría encontró que acreditó el título de politología  en abril de 2001 en la Universidad Javeriana y que si era socia de Contextos Públicos. 
 
La modificación del manual de funciones, según la investigación disciplinaria, la firmó Ospina el 3 de septiembre del 2010, poco tiempo después de su posesión, y el nombramiento de Hernández se produjo el 4 de octubre de ese mismo año.
 
Por su parte, la defensa de Ospina argumentó que a su llegada al Incoder, modificó el manual de funciones porque el Ministro de Agricultura había puesto bajo su dirección que requería profesionales en áreas sociales y como en los requisitos no se encontraban disciplinas como trabajo social, derecho o psicología, procedió a incorporarlas, áreas que según él, son indispensables en la Subgerencia de Asuntos Étnicos. Ospina tendrá ahora seis meses para explicar su actuación y presentar sus descargos frente a la acusación disciplinaria. De ser encontrado responsable, podría verse expuesto a una sanción de destitución e inhabilidad, confirmaron voceros de la Procuraduría.
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.