Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ripe Jueves, 19 de marzo de 2015

Los recortes de empleo sumarán alrededor de 6.000, la mitad de los cuales se producirían en Japón a través de jubilaciones anticipadas, mientras que el resto sería en el extranjero, comentó la fuente.

En camino a su tercera pérdida neta anual en cuatro años, el fabricante de la pantalla LCD y de productos electrónicos de consumo ha estado en conversaciones con bancos buscando asegurar su segundo rescate importante desde 2.012, mientras trabaja en un nuevo plan para revisar su negocio.

Fuentes han dicho que un canje de deuda por acciones sería una opción lógica y que Sharp ha pedido a Japan Industrial Solutions, un fondo para reestructuraciones corporativas, invertir hasta US$250 millones en capital.

La fuente dijo a  Reuters que un canje de deuda por acciones y una inversión del fondo probablemente ayudarán a la firma a cubrir los costos de reestructuración de más de 200.000 millones de yenes.

Por otra parte, no hubo directivos en Sharp dispuestos a hacer comentarios sobre los informes de los planes de reestructuración, explicando que no se ha realizado aún ningún anuncio.

Las expectativas de que Sharp se embarcaría en una nueva reestructuración ayudó a que sus acciones cerraran con un alza de 2,2%.

Electrodomésticos en europa
Sharp está en conversaciones sobre licencias con firmas taiwanesas y turcas para fabricar y vender sus electrodomésticos en Europa, dijo una persona con conocimiento de las negociaciones, en momentos en que el fabricante japonés de electrodomésticos trata de recortar costos para contrarrestar las ventas estancadas en ese continente.

Sharp está hablando con la firma taiwanesa TPV Technology sobre los derechos para fabricar y vender sus televisores LCD en Europa. Las conversaciones han incluido la venta de la fábrica de televisores de Sharp en Polonia.

La firma japonesa está también negociando con Vestel Elektronik Sanayi ve Ticaret AS, filial del grupo turco de electrónica Vestel, sobre una licencia para vender electrodomésticos en Europa.

La fuente, que no quiso ser identificada por lo delicado de las conversaciones, dijo que la negociación estaba en las primeras fases y que no había aún nada decidido.