Fernando Carrillo Flórez, Procurador General de la Nación. (Colprensa - Diego Pienda)

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa miércoles, 13 de marzo de 2019

Más de 3000 niños y niñas están en situación de vulnerabilidad tras el cierre de la frontera.

El cierre de la frontera entre Colombia y Venezuela hizo que 3000 niños quedaran desprotegidos, por lo que el procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, solicitó al presidente del Comité de la Cruz Roja Internacional, Peter Maurer, asistencia humanitaria.

El jefe del Ministerio Público pidió “aunar esfuerzos en la búsqueda de mecanismos encaminados a facilitar el tránsito de estos niños para que puedan recibir la asistencia humanitaria que corresponde, en aras de garantizar el principio del interés superior de los niños, niñas y adolescentes, así como la protección de todos los derechos fundamentales de esta población que han sido vulnerados por la situación que se vive en la frontera colombo – venezolana”.

De acuerdo con lo informado por las Secretarias de Educación de los departamentos de Arauca, Santander y Norte de Santander, así como por los municipios de Cúcuta y Bucaramanga, a la fecha existen 14.200 niños y adolescentes venezolanos matriculados en instituciones educativas oficiales del país, quienes han sido beneficiarios de estrategias de permanencia en el sistema educativo como el Programa de Alimentación Escolar (PAE) y el transporte escolar.

En su comunicación al jefe del CICR en Colombia, el Procurador recalcó la importancia de un trabajo conjunto para proteger la dignidad humana y salvar las vidas de connacionales y migrantes afectados por la coyuntura que vive la frontera común.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.