Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co Miércoles, 9 de octubre de 2013

La decisión es de primera instancia y cobija a Mario Ballesteros Mejía, en su condición de director general de Ingeominas y a José Germán Toro, director ejecutivo de la Red Alma Máter, cargos que ocupaban  para la época en que ocurrieron los hechos investigados por la Procuraduría General. Ambos exfuncionarios fueron destituidos e inhabilitados por 13 años por presunta irregularidades halladas en un contrato.

El fallo involucra también a César David López, en su condición de director general (e) de Ingeominas para la época y a Edgard Adán Franco, en su calidad de director técnico de servicio minero de la entidad. Tanto López como Franco fuero destituidos e inhabilitados por 11 años.

Según el Ministerio Público hubo irregularidades en un contrato interadministrativo suscrito el 26 de diciembre de 2008 entre Ingeominas y Alma Máter en el que se acuerdo realizar acciones conjuntas para la contratación y desarrollo de la interventoría de varios convenios en proyectos de mejoramiento y ejecución de la actividad minera en el país.

De acuerdo con la investigación, el señor López Arenas suscribió el convenio de manera directa con Alma Máter, sin que ésta última pudiera por sí misma cumplir lo pactado con Ingeominas, a tal punto que subcontrató a los particulares que finalmente ejecutaron las interventorías requeridas por la autoridad minera, relacionadas con los convenios para proyectos de mejoramiento y desarrollo de la actividad minera.