Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Reuters Lunes, 29 de septiembre de 2014

Los nueve miembros del Tribunal Supremo de Estados Unidos se reunieron el lunes a puerta cerrada para estudiar si deben abordar la polémica cuestión sobre si los estados pueden prohibir el matrimonio homosexual.

La Corte tiene siete casos pendientes relacionados con prohibiciones en cinco estados: Virginia, Utah, Oklahoma, Wisconsin e Indiana.

Si admiten a trámite uno o más casos tendrán la posibilidad de decidir cuándo, si es que así lo deciden, los hombres y mujeres gays podrían obtener licencias de matrimonio en los 31 estados que ahora les impiden casarse.

Se espera un anuncio a finales de esta semana para conocer si el tribunal estudiará la disputa sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo.

No obstante, debido a la trascendencia de la controversia y el hecho de que los jueces recibieron hace pocas semanas las peticiones, el anuncio podría retrasarse. La Corte se reunirá oficialmente el próximo lunes para su nuevo mandato, que durará hasta el fin de junio.

Los magistrados discutirán los casos mientras evalúan cientos de peticiones apiladas durante el receso veraniego del tribunal. La discusión es privada y un caso es admitido si cuatro o más de los nueve jueces vota a favor de estudiarlo.

El matrimonio homosexual es legal en 19 de los 50 estados del país. Jueces en otros 16 estados han efectuado dictámenes en favor de las bodas gay, derogando en su mayoría las prohibiciones. No obstante, las restricciones siguen intactas mientras continúan los litigios. Los defensores del matrimonio gay argumentan que las prohibiciones violan la garantía de la Constitución de un tratamiento igual bajo la ley.

Los funcionarios estatales que defienden las restricciones aseguran que la Constitución de Estados Unidos no dicta cómo deben definir los estados el matrimonio y que no existe una tradición legal profundamente arraigada que respalde el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo.

Aunque los siete casos presentan la duda clave de si los estados pueden prohibir el matrimonio gay, todos tienen algunas diferencias. Si la corte decide considerar el asunto, podría estudiar uno o varios.

El Tribunal Supremo podría decidir no actuar, con lo que los dictámenes de las cortes de apelaciones que derogaron las prohibiciones entrarían en efecto, cayendo igualmente restricciones en otros estados, si bien no habría una sentencia a nivel nacional.

Una ola de veredictos judiciales favoreció a lo largo de todo el país los argumentos a favor del matrimonio gay tras la decisión que adoptó el Tribunal Supremo en 2013 en el caso de Estados Unidos contra Windsor.

En aquella ocasión, los jueces abolieron una parte importante de la Ley de Defensa del Matrimonio, que restringía la definición de matrimonio a parejas heterosexuales en lo concerniente a los beneficios federales.

Si el Supremo accede a tratar al menos uno de los casos pendientes, los argumentos orales podrían comenzar a principios del 2015, con un veredicto a finales de junio.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.