Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co Jueves, 11 de mayo de 2017

Cifras de la entidad señalan que desde 2013 hasta el 30 de abril de este año estas multas por promociones falsas representan el porcentaje más alto del total de sanciones impuestas por la SIC, con 58%, mientras que 42% restante se debe a  la cartelización empresarial o al incumplimiento de la garantía de bienes y servicios.

Para Pablo Márquez, socio de Márquez Barrera Castañeda Ramírez , esta participación de las sanciones por publicidad engañosa se debe a que “la SIC ha fortalecido el equipo de protección al consumidor. Ahora se pueden ver más exámenes a la publicidad que hacen los terceros y los controles son más exhaustivos desde la entidad”.

En ese sentido, y a propósito de la última sanción proferida por el ente gubernamental al Grupo Zakara por publicidad engañosa en su producto Capicell, que fue de $368 millones, se puede dar cuenta de otras multas relevantes.

En julio de 2014 la SIC multó a la empresa Pepsico con más de $340 millones por entregar, en su producto Natuchips, 10% menos contenido de lo que se anunciaba.

Un año después, en 2015, los productos Goicoechea, Siluet 40, Asepxia, Tío Nacho y Cicatricure, pasaron al tablero luego de que el despacho revelara que la empresa, Genomma Lab, inducía a engaños al promocionar sus artículos en el mercado.

Alfonso Miranda, socio de  Esguerra Abogados, dijo que en estos casos el consumidor pasa a ser un factor importante. “La gente se ha unido a la gestión de la Superindustria y entiende que los productos parten de beneficios fraudulentos. Es ahí donde ellos mismos vigilan y hacen la gestión de denunciar las empresas”.

En esa misma línea, otro de los casos que pasó por el camino sancionatorio de la SIC, fue el laboratorio Jorge Hané, el cual recibió una sanción de más de $700 millones por engañar a sus clientes al hacerlos creer que el producto Redu Fat Fast podía eliminar la grasa corporal. Se demostró que la compañía no tenía los estudios científicos pertinentes que probaran ese efecto.

A esa lista también se sumaron dos casos del año pasado que protagonizaron Colwagen y Panamericana, firmas que engañaron a sus clientes ofreciendo productos a bajo costo sin ser el precio real. Por la infracción, la SIC los multó con $215 millones y $90 millones respectivamente.

En estos casos, tras imponerse la multa, algunos ya pasaron por primera y segunda instancia, y en otros ya se ratificaron las decisiones.

Las opiniones

Alfonso Miranda
Socio de Esguerra Abogados

“La gente se ha unido a la gestión de la Superindustria y entiende que los productos parten de beneficios fraudulentos. Es ahí donde ellos mismos vigilan y hacen la tarea de denunciar a las empresas”.

Pablo Márquez 
Socio de Márquez Barrera Castañeda

“La SIC ha fortalecido el equipo de protección al consumidor. Ahora se pueden ver más exámenes a la publicidad que hacen los terceros y los controles son más exhaustivos desde la entidad”.

((Lea: Abercrombie no dejó registrar marca en la SIC))