Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Colprensa

jueves, 18 de octubre de 2012

La procuradora delegada María Eugenia Carreño dejó en firme la destitución e inhabilidad por 10 años para ejercer cargos públicos contra el senador del Partido de la U, Eduardo Carlos Merlano, por el delito de tráfico de influencias.

La determinación de Carreño, surge luego de rechazar el recurso de reposición interpuesto por el abogado del senador, Héctor Carvajal, quien argumentaba que el ente de control omitió varias de sus  funciones al momento de recolectar las pruebas. “La Procuraduría no hizo ninguna identificación en muchas pruebas.  El Ministerio Público sigue insistiendo en que el senador influyó en la policía de Barranquilla pero la   Policía es un cuerpo grandísimo y no creo que el senador tenga la capacidad para influenciarlos a todos”, argumentaba el defensor.

Al respecto, Carreño indicó que la sanción quedaba en firme, al considerar que las pruebas con las que cuenta el Ministerio Público son suficientes para demostrar que Merlano ostentó indebidamente de su investidura la noche del 13 mayo pasado, cuando en un retén patrulleros le solicitaron una prueba de alcoholemia que el Congresista se negó a realizarse. Emitido el fallo de confirmación de la sanción, el abogado defensor manifestó que acudirá ante el Consejo de Estado para que sea allí que se defina la situación política del Senador, interponiendo un recurso nulidad.  “Dependiendo del tiempo que dure el Senador por fuera del cargo y el salario que tiene  de aproximadamente $25 millones, de eso será el monto de la demanda”, explicó el jurista.
 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.