Colprensa Martes, 24 de febrero de 2015

Pese a que las reclamaciones por el incumplimiento de la empresa contratista de Ecopetrol se vienen realizando desde marzo del año pasado y la estatal petrolera se había comprometido con la comunidad a buscar una solución para el pago, la situación ahora está en manos de la Superintendencia de Sociedades, desde el pasado 2 de febrero cuando inició el proceso de liquidación de la compañía con sede en Bogotá.

“Hasta que no nos respondan nosotros no queremos saber nada del petróleo. Los afectados somos comerciantes, tenderos, dueños de restaurantes, de viviendas que se arrendaron y hasta de señoras a las que se contrató para hacer aseo y lavar la ropa. Llevamos más de un año para que respondan por lo que nos deben. A estos pueblos no los acabó la guerrilla, pero sí Ecopetrol. La gente se endeudó con los bancos, y han tenido que hipotecar la casa y vender para responder por esas deudas. Incluso tuvimos que responderle a la Dian con la facturación del IVA sin ni siquiera haber recibido un peso por el pago de los contratos”, aseguró uno de los comerciantes afectados, Lucas Porras Guzmán.

De acuerdo con Ecopetrol, el contrato con Sismopetrol para el desarrollo del programa Sísmico Playón-Toca 3D fue suspendido en septiembre del año pasado y se terminó unilateralmente por parte de la petrolera por incumplimiento en octubre.

Según la compañía, a la fecha ya pagó la totalidad de las acreencias laborales que había dejado Sismopetrol y que sumaban $5.800 millones. Sin embargo, las acreencias con terceros se habían gestionado antes del proceso de liquidación con el cumplimiento de las pólizas por parte de la compañía aseguradora que respaldó el contrato.

Ahora las reclamaciones deberán dirigirse al agente liquidador designado por la Supersociedades, quien se encargará de responder por los pagos.

En comunicación con esta redacción el liquidador designado, Ciro Alfonso Beltrán Becerra aseguró que los acreedores tendrán un plazo de 20 días hábiles contados a partir de hoy para hacer llegar los documentos y pruebas respecto a sus reclamaciones.

Los plazos para la solución de estos procesos se cumplirán de acuerdo a lo señalado por la Ley 1116 de 2006.

Suelo minado
La millonaria deuda no es la única preocupación de la comunidad. De acuerdo con las denuncias hechas, Sismopetrol instaló cerca de 10.000 hectáreas con minas para exploración que se encuentran en los municipios afectados y que no fueron explotadas ni retiradas de los campos. “Prácticamente estamos viviendo sobre un suelo minado”, señaló uno de los manifestantes.