Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Manuel García - megarcia@larepublica.com.co martes, 23 de julio de 2013

Varios procesos de connotación nacional como lo son el del grafitero Diego Felipe Becerra, Luis Andrés Colmenares, Agro Ingreso Seguro (AIS) y el “carrusel de la contratación” podrían retrasarse en los próximos días, debido al recorte que quiere realizar el Gobierno al presupuesto para los jueces de descongestión, quienes atienden estos casos.

Con este recorte de presupuesto, cerca de 8.000 personas que hacen parte de los despachos de descongestión y los cuales resuelven cerca de medio millón de procesos quedarían sin trabajo y los procesos quedarían estancados.

Desde el año 2011, se viene adelantando por parte de La Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura, un paquete de medidas para descongestionar los juzgados, los cuales van desde la creación de jueces especializados para procesos ejecutivos hasta el envío de todos los expedientes inactivos a un despacho especial en Bogotá.

Para la presidenta de la Corporación de Jueces y Magistrados, María del Pilar Arango “el Consejo Superior de la Judicatura expone ante el Gobierno Nacional que hay una falta de presupuesto de $100.000 millones para mantener medidas de descongestión”. “Hay demandas de justicia muy altas, tanto en sectores como el civil, penal , financiero y administrativo. Hay más de 500.000 procesos entre los cuales se encuentran el de el exalcalde de Bogotá, Samuel Moreno, el caso Agro Ingreso Seguro con la familia Lacouture Díaz y el proceso de Laura Moreno y Jessi Quintero” Agregó María del Pilar Arango.

Qué pasará con los casos

Para el abogado penalista, Francisco Bernate “el problema es el tema de la carga laboral, estos jurados ayudan mucho en asuntos tan largos, es preocupante que se desmonten, aunque la prescripción de los casos pueden durar hasta 20 años, estos juzgados han sido vistos como la solución, pero hay que crear nuevos juzgados y revisar el proceso judicial. “Con esto no se erradica el problema de raíz, este problema viene de antes”.

“A finales de este mes se va a recortar el número de jueces y magistrados de descongestión que tienen asignados casos en los que les colaboran a los jueces permanentes y a finales del mes de septiembre, se haría el recorte total” dijo María del Pilar Arango.

En el caso de Samuel Moreno, por el “carrusel” de los contatos que se realizó en Bogotá y en el cual están involucrados su hermando Iván Moreno y los primos Nule, la juezque lleva el proceso tiene en su poder más de 1.500 pruebas, las cuales si se realiza este recorte, tendrían menos tiempo para ser evaluadas y a su vez las audiencias tendrían que ser reprogramadas y se alargarían.

La presidenta de la Corporación de Jueces y Magistrados María del Pilar Arango, sostiene también que estos casos podrían prescribir si son devueltos a los despachos de los juzgados en donde ya se encuentran represados, e hizo un llamado para que se mantengan en sus cargos.

En promedio, el juez titular de un caso lleva entre 1.300 y 4.000 procesos, mientras que un juzgado de descongestión tienen asignados entre 300 y 500 procesos.

En todo el territorio Nacional, hay alrededor de 334 despachos de descongestión, en los cuales trabajan cerca de 7.200 empleados. En este caso, el juez adjunto devuelve todo al titular.

No solo los casos de connotación nacional como las ya nombrado quedarían represados, hay también casos civíles los cuales quedarían también estacandados sin una pronta solución. Esto tardaría más o menos entre 3 o 4 años en ser resueltos por un solo juez adjunto a cada proceso.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.