Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ripe Miércoles, 11 de marzo de 2015

El incremento afecta a los procedimientos judiciales en los que el demandante reclama más de US$15.028 como compensación a la parte acusada. Iniciar un pleito de esas características exigirá el pago al tribunal de un importe equivalente a 5% del dinero objeto de la disputa.

Hasta ahora, existía una tarifa plana por la que se pagaba US$916 para causas de entre US$15.028 y US$60.103, esta cantidad iba subiendo por tramos hasta alcanzar las US$2.884  por reclamaciones superiores a US$750.935.

Según el Consejo de Justicia Civil, “las nuevas tarifas van a ser vistas, desde la perspectiva internacional, como un elevado precio de entrada para iniciar un caso mercantil en Reino Unido”. Según esta institución independiente, que supervisa el funcionamiento de los tribunales civiles en Reino Unido, la reforma tiene “un efecto desproporcionadamente adverso para las pequeñas y medianas empresas (pymes) y los individuos de bajos ingresos, lo que mina la igualdad de todos ante la ley”.

Adam Marshall, director de Regulación de la Cámara de Comercio de Reino Unido, considera que “muchas empresas proveedoras van a verse disuadidas de utilizar los tribunales para resolver disputas sobre retrasos en el pago de sus clientes. Restringir el acceso a una posible solución [de estos conflictos] no es muy incentivador”.

Shailesh Vara, secretario del Ministerio de Justicia, admite que “subir las tarifas de los tribunales nunca será popular o bienvenido. Pero no hay otra alternativa que hacer que quienes utilizan los tribunales y se lo pueden permitir contribuyan más para su buen funcionamiento”. Los ingresos por la medida servirán para compensar por el recorte del gasto público llevado cabo por la Administración de David Cameron desde 2010.

Según Vara, mantener los precios para los casos de reclamaciones por debajo de US$15.028 hace que 90% de los casos no se vean afectados. Además, el secretario de Justicia promete que el incremento de recaudación será utilizado para financiar un programa de modernización de los tribunales por US$562 millones durante los próximos cinco años. “Los que litigan podrán seguir reconociendo la gran calidad de nuestros servicios legales”.

El Gobierno también se había planteado elevar la tarifa por casos de divorcio de US$674 a US$1.124, algo que finalmente fue descartado. Sin embargo, está barajando la posibilidad de elevar el coste de otros servicios de los tribunales.

Año electoral
El incremento, que atravesó una larga consulta pública, entra en vigor a menos de dos meses de las elecciones generales en Reino Unido ya que la Cámara de los Lores no aprobó la subida hasta la semana pasada. Law Society, que representa a los abogados británicos, ha amenazado con presentar un recurso contra la medida.

Entre tanto, en España, también en año electoral, el Gobierno acabó de suprimir las tasas judiciales a personas en todos los órdenes y procesos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.